PÁGINAS DE INTERÉS

08 - DESPOJARSE, RENOVARSE Y VESTIRSE - Efesios 4:17-32



MENSAJE DOMINGO 08/07/2018

Por el Hno. Gabriel. -

Introducción
Continuando en nuestro breve estudio de la carta a los Efesios abordaremos la segunda mitad del capítulo 4 (Ef. 4:17-32), en donde el apóstol se encarga de dar claras instrucciones a los creyentes de la Iglesia en Éfeso a fin de que anden digna y honorablemente en la vida cristiana a la que fueron llamados (Ef 4:1).

Contexto
Parte de la meditación anterior nos mostraba a Jesús como el Rey Triunfador que obteniendo victoria absoluta sobre la muerte y el pecado ascendió a los cielos tomando consigo todo el botín de guerra y entregó dones a los hombres, los cuales en el sentido espiritual tienen que ver con hombres débiles a los cuales Dios capacito con virtudes específicas y los dio a la Iglesia para que sirvan como fieles soldados en la capacitación de otros hombres y mujeres reclutados en el mismo ejército (la Iglesia), a fin de perfeccionar a su pueblo, y que todos finalmente crezcan al mismo nivel de Cristo, a ese grado de perfección y plenitud en Dios para que dejen de ser niños inmaduros y fáciles de engañar por el adversario y se conviertan en hombres y mujeres maduros con discernimiento espiritual que ya no son vencidos por el pecado sino que han sido capacitados para funcionar en el servicio de capacitar a otros, y de este modo crecer como pueblo y embajada de Dios aquí en la tierra:

Efesios 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

“Sino que, siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” la expresión “siguiendo la verdad” hace referencia a profesar el evangelio, vivirlo y predicarlo, pero con amor, la bandera de la Iglesia de Cristo es el amor, y solo por medio del amor avanzará el reino de Cristo en la tierra. Por otro lado, “Jesús como la Cabeza” no se refiere a cabeza en el sentido anatómico del cuerpo o solo como la fuente de las ideas del cuerpo, sino “Cabeza” en el sentido del señorío, en el sentido de comandar y dirigir el cuerpo (liderazgo),  y la única forma en que la Iglesia crezca eficazmente es que todos los miembros subordinaos a la cabeza trabajen unidos funcionalmente de forma concertada, y la palabra “concertado” del verso 16 tiene que ver con concierto, o sea, armonía funcional, y del mismo modo que un director de orquesta dirige a sus músicos para interpretar una bella pieza musical así también Cristo pero de forma mucho más excelente orquesta su cuerpo para que pueda funcionar en perfección, pero si los miembros no se someten a la cabeza será un verdadero desconcierto, como un cuerpo enfermo que no coordina ninguno de sus movimientos y por ende no puede avanzar sino esta postrado o caído en cama.

Otra ilustración de la perfecta unidad en el cuerpo es por medio de las coyunturas, y en un sentido práctico las coyunturas que nos ligan a la Cabeza son la oración y la meditación en las escrituras, y las coyunturas que nos unen entre los hermanos es el amor, un miembro en la Iglesia que carece de comunión constante con Cristo y meditación en su palabra no podrá ser de utilidad en la Iglesia, no se puede alcanzar el amor sin una comunión con Cristo y con su palabra. Mostrando esta verdad funcional de la Iglesia Pablo pasa a las instrucciones prácticas y demandas a los creyentes:

Efesios 4:17 Esto, por lo tanto, digo y requiero en el Señor: que ya no anden como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón 19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia [conducta libertina y descarada] para cometer con avidez toda clase de impureza. 20 Mas ustedes no han aprendido así a Cristo, 21 «si en verdad» le han escuchado, y han sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

El versículo 1 del capítulo 4 Pablo escribe: “que anden como es digno de la vocación con que fueron llamados”, y es una exhortación a vivir dignamente la vida cristiana, ser dignos de la sangre de Cristo derramada en la cruz, hacer honor a la vida cristiana a la que fuimos llamados (Ro 1:7), a la buena profesión de ser cristianos lo cual es un trabajo que debemos honrar y sostener a diario para no extraviarnos sino vivir en santidad. Pero partir del verso 17 nos escribe como NO debemos andar: “Esto, digo y requiero en el Señor que ya no anden como los otros gentiles”, y es una exhortación directa a no seguir la conducta y patrón de los incrédulos, que no se conformen al mundo, que no se conformen a este siglo (Ro 12:2), que no tomemos la forma de mundo y de sus costumbres para vivir, los cuales viven engañados. Aquí se nos presentan 7 rasgos que caracterizan a los mundanos incrédulos:

1)      Andan en la vanidad de su mente; viven en una ilusión que está sembrada en su mente, esa vida ilusoria y sin sentido, encapsulados en una burbuja, en algo irreal y efímero, sin promesa, sin esperanza y sin galardón, envueltos en una gran farsa que al final los conducirá al infiero… recuerdo que en el año 1998 Hollywood saco una película titulada The Truman Show, que se trataba de la vida de una persona que vivía dentro de un mundo irreal, fingido, actuado, era una gran burbuja, todo era una farsa allí adentro, sin embargo esa es precisamente la realidad de todo ser humano sin Cristo, encerrados en esa vanidad, en  esa ilusión, encapsulados sin poder ver la realidad, la verdad, ajenos a verdadera vida que está en Dios, y tristemente muchos cristianos de esta era están seducidos por esa ilusión y esa vanidad, atraídos por esa forma de vida mundana con promesa de felicidad y prosperidad que nunca llega, y si llega no la puede disfrutar porque están endeudados y acabados. ¡No vivan en esa ilusión! ¡Busquen la verdadera vida que está en Cristo! Si el Hijo les libertare, serán verdaderamente libres (Juan 8:36).

2)      Tienen el entendimiento entenebrecido; Están ciegos, viven en oscuridad, su entendimiento está sin luz, por más cultura y educación que hayan adquirido en el mundo de todos modos son irracionales y por ende no hay capacidad para distinguir la mentira y el engaño en el que están, simples títeres manejados por satanás, siguen una vida impuesta como animales domesticados.

3)      Ajenos a la vida de Dios, Excluidos de la vida, ajenos a la familia de Dios, y aquí se nos pide que no vivamos ajenos a la vida de Dios, una persona ajena a Dios es una persona que nunca tiene comunión con Dios porque no pertenece a la familia de Dios, nosotros no debemos vivir así, sino en total comunión y en total dependencia de Dios, que los incrédulos vivan de esa forma es comprensible porque por la dureza de su corazón ignoran evangelio, no quieren obedecer

4)      Sin sensibilidad, y se refiere a que perdieron todo pudor moral, se volvieron impúdicos, sin conciencia moral, tal como lo vemos expresado hoy en esta sociedad; mujeres con mujeres, hombres con hombres, bestias con humanos, pedófilos, violadores, fornicarios, abortistas, etc. y todo esto sucede porque el hombre sin Dios encontró la forma de acallar su conciencia para no sentir dolor por su inmoralidad, cuando alguien hace algo malo la conciencia genera una reprensión y dolor por la maldad cometida, eso es inalienable, está naturalmente en nosotros, pero cuando se ejercita tanto la maldad se acalla la conciencia y se vuelve insensible al dolor, así como el boxeador se entrena para no sentir el dolor de los golpes, así el incrédulo se hizo insensible a la voz y dolor de su conciencia… se volvieron insensibles, y esta forma de insensibilidad sucede también en el ámbito cristiano, cuando un creyente no quiere renunciar a un pecado oculto, a un vicio, a un rencor, está en gran peligro de volverse insensible, esta es la razón que explica como algunos que se dicen cristianos viven en adulterio y demás pecados ocultos. ¡Cuídense de la insensibilidad!

5)      Lascivos; y esto es impuros, indecentes, entregados a los deleites carnales, y esto surge como consecuencia de la insensibilidad mencionada anteriormente, cuando se vuelven insensibles se entregan de lleno a los deleites pecaminosos y desordenados de la carne.

6)      Tienen avidez para el mal, recurren al mal con toda velocidad, tienen un enorme apetito por lo inmoral, nunca quedan satisfechos, sino que cada vez buscan más y más

7)      Toda clase de impurezas, esto habla de una sociedad como la de Sodoma y Gomorra, pervertida y depravada totalmente apartado de Dios, sin ningún precepto moral, rechazan todo tipo de autoridad para dar rienda suelta a su perversión. En este sentido los efesios como cultura estaban muy mal, porque ellos idolatraban a su diosa Diana que era la diosa del sexo, de la fertilidad y por ende daban rienda suelta a toda clase de perversión desenfrenada. No hace falta argumentar mucho para demostrar que estamos frente a esa sociedad pervertida.

Bien, estos 7 rasgos son las características más notables de una sociedad sin Cristo, una sociedad que intencionalmente ignora a Dios, no quiere someterse a su señorío ni sujetarse a sus prescripciones, una sociedad reprobada, que aun entendiendo que tales cosas son dignas de condenación de todos modos se complacen en practicarlas:

Romanos 1:28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Pero la vida cristiana es totalmente opuesta a esta forma de vida contaminada, porque por medio de Cristo podemos ver claramente. Esto nos demuestra que la vida cristiana autentica es un giro de 180° respecto de la corriente del mundo, y digo la vida cristiana auténtica por la misma razón que Pablo expresa; “si en verdad le han escuchado, y han sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús”, lo que nos hace pensar que en paralelo a la vida cristiana autentica existe una falsa vida cristiana, una burda imitación, personas que se dicen cristianos pero con sus hechos lo niegan, no así el cristianismo autentico que tiene oídos para Dios, para escuchar su voz, ha sido formado en la doctrina de Cristo y vive conformado a la verdad de Cristo, es una copia fiel de la imagen de Cristo.

1°Juan 2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo de otro modo es mentiroso

Efesios 4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despójense del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23 y renuévense en el espíritu de su [de ustedes] mente, 24 y vístanse del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Tres acciones sobresalen en este pasaje; “Despojarse” “Renovarse” y “Vestirse”, y en primera instancia “despojarse” tiene que ver con quitarse por completo algo de encima, como cuando nos quitamos alguna prenda que está sucia o contaminada con algo asqueroso o como quitarle un pañal a un bebe, y aquí debemos “despojarnos” pero de la vieja naturaleza carnal que está viciada, corrompida, podrida, ama el deleite carnal, ama el pecado y detesta las cosas de Dios. Bien, nuestro trabajo es despojarnos de ese hombre o esa mujer que convive con nosotros, pero ¿de qué manera? en términos bíblicos se trata de matar nuestro yo; Pablo expresa en Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios… en el sentido práctico se trata de ir de forma continua e incesante al Señor en oración, de ese modo las obras de la carne morirán y la naturaleza de Cristo prevalecerá en nosotros.

La otra acción aquí es “renovarse” en el espíritu de nuestra mente, y tiene que ver de forma directa con cambiar el operador de nuestra mente, mientras estábamos en el mundo seguíamos la corriente del mundo, tal como Pablo lo expreso en el capítulo 2 versículo 2: en los cuales anduvieron en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia… venidos a Cristo somos dotados del Espíritu Santo que opera en nuestra mente creando el modo de pensar de Cristo para conformar la voluntad de Dios

Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Y finalmente la acción que sigue es “vestirse” del nuevo hombre creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad, o sea que, no solo se trata de despojarse y matar el viejo hombre sino renovarse en la mente y vestirse del nuevo hombre. No se trata solo de un simple cambio moral, sino de una nueva vida. Afuera hay personas que por fuerza de voluntad lograron dejar algún vicio, regenerarse parcialmente y ser moralmente mejores, pero no es eso lo que se nos pide aquí, sino renunciar el viejo hombre y vestirnos del nuevo, y tal como lo hemos explicado en meditaciones anteriores, aquí el concepto de nuevo no se trata de volver a empezar como lo haría una persona regenerada de las drogas o el alcoholismo, sino de una naturaleza y vida totalmente diferente a la que conocíamos. Nueva mente, nueva voluntad, nuevo corazón, nueva herencia, nuevos deseos, nuevo poder, nuevo conocimiento, nueva sabiduría, nueva justicia, nuevo amor, nueva ciudadanía, y muchas otras cosas nuevas que tienen que ver con lo espiritual y celestial.

2°Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

El nuevo hombre es creado según Dios en justicia y santidad de la verdad (versículo 24), lo cual significa que es creado de acuerdo al molde de Dios, en otras palabras, conforme a la imagen de Cristo, con la forma de Cristo, con su mente, con su carácter, con su corazón, con su Espíritu, para que Cristo sea el primogénito entre muchos hermanos (Ro 8:29).

Las evidencias que se ha quitado el viejo hombre
Efesios 4:25 Por lo cual, desechando la mentira, hablen verdad cada uno con su prójimo porque somos miembros los unos de los otros. 26 Aírense, pero no pequen no se ponga el sol sobre su [de ustedes] enojo, 27 ni den lugar al diablo. 28 El que robaba [hurtaba], no robe [hurte] más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. 29 Ninguna palabra corrompida salga de su [de ustedes] boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

De una manera práctica este pasaje se encarga de mostrar algunas evidencias de cuando un cristiano se ha despojado del viejo hombre, y los principales rasgos de cambo son:
Desecha la mentira y habla verdad con su prójimo; la mentira tiene que ver con engaño y puede darse de varias formas como por ejemplo; trampas, falsas promesas, traición de la confianza. El solo hecho de pensar que entre los mismos hermanos de la Iglesia exista la mentira es incomprendido, sería como estado de locura, porque si somos un cuerpo y miembros los unos de los otros engañarnos a nosotros mismos sería poner en riesgo nuestra propia integridad de cuerpo; ¿se imaginan que un nervio de mi cuerpo envíe constantemente una falsa señal a mi cerebro o que mi ojo engañe al resto de mi cuerpo en una situación de peligro? Sería un peligro, sería un caos. La mentira es una de las principales armas de satanás para destruir al hombre, de hecho, él es padre de mentira (Jn 8:44), no somos llamados a sobreactuar la vida cristiana ni mucho menos hacer de la iglesia un teatro, sino forjar una unidad basada en la verdad, en lo sincero, la razón por la cual muchas Iglesias no alcanzan la comunión entre hermanos es por causa de la mentira… viven fingiendo.

No se pone el sol sobre su enojo; El enojo o la ofuscación es algo que se manifiesta sin que lo deseemos, y puede ser provocados por muchas razones, tanto justificadas como injustificadas, en su carta a los corintios Pablo escribió; ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno? (2°Co 11:29), este sentimiento puede emerger de nosotros, sin embargo, no debe permanecer en nosotros, si por alguna razón nos enojamos con un hermano, tal situación debe ser resuelta en el mismo día, no debe perdurar el enojo todo el día o mucho peor toda la semana o todo el mes, y no estoy exagerando al decir esto, porque la realidad de muchas congregaciones es que están divididas por esta causa, familias que están peleadas unas con otros por cosas mínimas, y permanecen así alabando y tomando la cena, esto no puede ser así, por más irritante que pueda ser una falta debo actuar con dominio propio y evitar que el enojo se convierta en una raíz de amargura y no darle lugar al diablo el cual siempre está buscando la más mínima grieta para meterse y trastornar la unidad de la Iglesia.

No roben más; El robo es un pecado en todo sentido, Judas era un seguidor de Cristo, pero era ladrón, sustraía de la bolsa, porque era egoísta, velaba solo por el mismo, quizás tenía cuentas que pagar, sin embargo, nada justifica el hurto. El hurto puede estar disfrazado y tener muchas caras; como por ejemplo sacar un préstamo y no pagarlo, pedir algo y no devolverlo, contratar servicios y no pagarlos, son formas de robos, los judíos tentaron a Jesús diciéndoles; Es licito pagar los tributos, y Jesús respondió; Den a Cesar lo que es de César (Mt 22:21), y otra forma de robo es la viveza de querer vivir a costa de los demás sin trabajar, es una forma de hurto, es robarle a los demás;

2°Tesalonisenses 3:10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

No solo se trata de no hurtar, sino también de tener la capacidad de proveer para las necesidades de los otros

No hablen palabras corrompidas; Palabras corrompidas se refiera a algo descompuesto, algo que pudre lo que rodea, y es obvio que un lenguaje así nunca debería fluir de la boca de un verdadero cristiano, porque es incompatible, antes, el habla de todo cristiano debería servir para edificar, alentar y entusiasmar al cristiano. Nada de chismerío, chistes, insultos, argumentos descalificativos, etc.

Colosenses 4:6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

Efesios 5:4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.

Efesios 4:30 Y no contristen al Espíritu Santo de Dios, con el cual fueron sellados para el día de la liberación [redención]. 31 Quítense de ustedes toda amargura, enojo, ira [furia], gritería y maledicencia [calumnia, blasfemia], y toda malicia. 32 Antes sean benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándose unos a otros, como Dios también les perdonó a ustedes en Cristo.

Efesios 5:1 Sean, por lo tanto, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y anden en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

Seguido del pasaje anterior podríamos pensar que un habla inapropiada, como también aquellas malas acciones como hurtar y hablar mentiras contristan directamente al Espíritu Santo. Aquí Pablo brinda una resumida serie de exhortaciones a quitar de nosotros, tanto en lo personal como en lo grupal toda: Amargura que generalmente está vinculada al rencor y a esa falta de disposición para perdonar, quitar también el Enojo ese mal genio que impide la comunión, la Ira que generalmente produce hostilidad y división, Gritería que es falta de moderación en el carácter, es perder los estribos producto del cólera, Maledicencia que está directamente relacionado con un lenguaje insultante y descalificativo y también quítense toda Malicia, deseo o sentimiento del mal sobre otros.
Deberíamos vaciarnos de estos malos sentimientos y llenarnos de estos; Benignidad que se manifiesta como aquel interés desprendido por el bien de otros, Misericordioso que es el afecto y compasión hacia las necesidades ajenas y Perdón lo cual se trata de pasar por alto la ofensa para conservar y mantener la paz sin venganza. El ejemplo más supremo de perdón que debemos imitar es el perdón de Dios hacia a nosotros al enviar a su Hijo Cristo a morir en la cruz del calvario por nuestros pecados

1°Juan 3:16 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

Seamos imitadores de Dios en cuanto al perdón y amor que tuvo para con nosotros, y como antes ya lo hemos mencionado, el fin de la vida cristiana es imitar fielmente a Cristo y glorificar a Dios de es manera, debemos ser la imagen viva y literal del carácter de Cristo. El único ejemplo de amor que agrada a Dios está en Jesús, una vida sacrificada para el servicio y bien de otros, ofrenda agradable a Dios en olor fragante… el que dice que le ama debe andar como el anduvo.

Conclusión
He titulado este mensaje; “Despojaos, Renovaos y Vestíos”, porque son las tres acciones que sobresalen en esta segunda mitad del capítulo, y demuestran que ser cristiano es un trabajo, y que el cambio de naturaleza no es una cuestión mágica que nos cae del cielo sino la consecuencia o resultado de nuestra disposición al cambio, en primera instancia despojarnos de la vieja naturaleza corrupta y pecaminosa así como nos despojamos de la ropa sucia y haraposa que ya no queremos usar más, en la practico tiene que ver con el negarse a la carne mediante el dominio propio, luego renovarnos en nuestro modo de pensar lo cual se trata de reeducarnos pero ahora con el manual que contiene la ciencia de Dios que en el sentido práctico nos conduce a escudriñar las escrituras y meditar constantemente en ella para alcanzar la mente de Cristo, y por ultimo vestirnos del nuevo hombre creado por Dios, como si se tratara de abrir el placar espiritual y sacar aquellas prendas espirituales que contribuyen a la edificación de la Iglesia, que en lo practico es poner en práctica una buena conducta.

Colosenses 3:8 Pero ahora dejen también ustedes todas estas cosas: ira [furia], enojo, malicia, injurias [calumnias, blasfemias], palabras deshonestas de su [de ustedes] boca. 9 No mientan los unos a los otros, habiéndose despojado del viejo hombre con sus hechos, 10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, esclavo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. 12 Vístanse, por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia 13 soportándose unos a otros, y perdonándose unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo les perdonó, así también háganlo ustedes. 14 Y sobre todas estas cosas vístanse de amor, que es el vínculo perfecto. 15 Y la paz de Dios gobierne en sus [de ustedes] corazones, a la que asimismo fueron llamados en un solo cuerpo y sean agradecidos. 16 La palabra de Cristo more en abundancia en ustedes, enseñándose y exhortándose unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en sus [de ustedes] corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. 17 Y todo lo que hacen, sea de palabra o de hecho, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.


La paz del Señor Jesús el Cristo. –

0 comentarios:

Publicar un comentario