PÁGINAS DE INTERÉS

21 - MINISTERIO DE JESÚS EN JUDEA



MENSAJE DOMINGO 03/07/2016

Por el Hno. Santiago

Introducción
Continuando con el desarrollo entramos en la última etapa ministerial del Señor Jesús.

A lo largo de las predicaciones anteriores hemos analizado histórica y geográficamente la manifestación del Mesías en el pueblo de Israel. Como así también hemos escudriñado sus enseñanzas.

Desde el contexto histórico del primer siglo de la "era cristiana", pasando por los anuncios y nacimientos de Juan y Jesús, hemos cubierto más de 30 años de historia bíblica descrita en las cuatros documentaciones evangelísticas, evidencias fieles de la vida, obra y Palabra del Señor Jesús.

Ya en una oportunidad, habíamos descrito el desarrollo ministerial del Señor Jesús en el Norte de Israel, abarcando Galilea, Decápolis, sus alrededores inclusive hasta las regiones de Siria, Tiro y Sidón. Todo esto desde el año 28 al 30 dC recorriendo pueblo por pueblo, aldea por aldea, predicando, sanando y haciendo grandes señales.

Y ya para Septiembre Octubre del Año 30, Jesús da por terminado su ministerio en el Norte y se dirige a Judea, principalmente a Jerusalén y alrededores, sabiendo que allí pasaría su últimos meses como hombre, para finalmente concluir con el Antiguo Pacto y conformar un Nuevo Pacto mediante su Espíritu.

Su trabajo en el Norte de Israel culmina con una tremenda transformación, para que tres testigos diesen testimonio acerca de la Gloria del Hijo y su supremacía, por encima de la Ley y los profetas.

Pero a pesar de tan grande manifestación que a los discípulos les hubiera confirmado por completo al Cristo, Jesús les declara a posteriori:

Mateo 17
22 Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, 23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.

Con esto queremos mostrar que Jesús conocía perfectamente lo que le esperaba al terminar su ministerio en Judea.
Después de enseñarles o recordarles parábolas tales como la oveja perdida y los dos deudores. Dice las Escrituras:

Mateo 19
1 Sucedió que cuando Jesús terminó estas palabras, se alejó de Galilea, y fue a las regiones de Judea al otro lado del Jordán. 2 Y le siguieron grandes multitudes, y los sanó allí.

Considerando el volumen de información y enseñanza de cada escritor, todos se concentran en los últimos meses del ministerio del Señor Jesús. Mateo le dedica un 45% de su obra a hablar de los últimos días, al igual que Marcos. Lucas un 60% y Juan le dedica un 65% considerando su etapa desde el capítulo 7:10.

Cronología
Septiembre, Octubre del año 30, comenzaba el otoño y se acercaba la fiesta de los Tabernáculos, y la mayoría iba a Jerusalén, inclusive la familia de Jesús que aún no creía en Él, al punto tal de desafiarle a manifestarse delante de las autoridades de Israel en Jerusalén (Jn 7:1-9). Jesús no subió con su familia sino que esperó unos días más y subió discretamente.
Y en su viaje escogió pasar por Samaria

Lucas 9
51 Cuando se cumplió el tiempo en que él había de ser recibido arriba, afirmó su rostro para ir a Jerusalén. 52 Y envió mensajeros delante de él, los cuales fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para hacerle preparativos. 53 Mas no le recibieron, porque su aspecto era como de ir a Jerusalén. 54 Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? 55 Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Ustedes no saben  de qué espíritu son; 56 porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.

Jacobo y Juan estaban muy indignados y más aún porque era una aldea samaritana y en su desprecio solicitaron que descendiera fuego del cielo y que consumiese a la ciudad; Y evidentemente estaban convencido de que era posible hacer descender fuego del cielo, sobre todo para que obrase justicia. Lo que los discípulos no entendían es que Elías había hecho descender fuego del cielo para destruir la idolatría en Israel, no para vengarse por una simple actitud de desprecio, por eso les dijo "ustedes no saben de que espíritu son", como dando a entender que Jesús no obra como ser humano basado en sentimientos, sino comprendiendo la naturaleza humana y buscando la manera de revertir su condición maligna. Imaginen que hubiera sucedido, si los apóstoles hubieran recibido la autoridad de destruir a los que no creen, estaría toda Israel en llamas.
Un discípulo no obra por sentimientos, no impone su "justicia", no maldice, no busca la destrucción de nadie, sino que obra por amor soportándolo todo como hizo Jesús.

1 Corintios 13
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Así subía Jesús a Jerusalén, preparado para soportarlo todo.

Jerusalén había oído de la fama de Jesús, pero solo le veían para las fiestas y en algunos casos hacía actos que desafiaban a los principales líderes religiosos, como sacar a los comerciantes del Templo, denunciar a los saduceos y fariseos, hacer sanidades en los días de reposo, pero sobre todo porque enseñaba cosas nueva al pueblo que maravillaba a muchos.
Ya para aquel entonces, en Jerusalén Jesús tenía pedido de captura por parte de las autoridades y debía ser denunciado y aprendido de inmediato, sin embargo:

Juan 7
25 Decían entonces unos de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan para matarle? 26 Pues miren, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo? 27 Pero éste, sabemos de dónde es; mas cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde sea. 28 Jesús entonces, enseñando en el templo, alzó la voz y dijo: A mí me conocen, y saben de dónde soy; y no he venido de mí mismo, pero el que me envió es verdadero, a quien ustedes no conocen. 29 Pero yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió. 30 Entonces procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora. 31 Y muchos de la multitud creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace?

¿Cómo fue su ministerio en Judea?
Judea era la región más importante de Israel, y por ende la más concentrada en población judía; Su capital Jerusalén se encontraba en el monte más alto de la región y era el centro de las rutas comerciales de la zona.
Para aquel entonces Judea ocupaba una superficie de unos 6.000 km2, con una población estimada de 450.000 a 600.000 habitantes y muchos más para el tiempo de las fiestas judías.

Estando en Judea, Jesús se hospedaba en las aldeas y cerca de Jerusalén escogía posiblemente la casa de Lázaro en Betania o la casa de Simón un leproso que había sanado (Mr 14:3).
Sabía Jesús que su ministerio en Jerusalén iba a ser corto y había mucho trabajo por hacer, así que decide enviar de sus seguidores a 70 personas de dos en dos por todas las aldeas de Judea (Lc 10:1-12).
Judea era una región muy poblada y la mayoría de las aldeas se concentraban alrededor de Jerusalén.

Las principales aldeas o ciudades son: Jericó donde llamó a Zaqueo (Lc 19:2) y se hospedó en su casa; Emaús posiblemente la ciudad de Cleofas y su esposa María (Lc 24:8; Jn 19:25), Betel, Cipros, Belén, En-Carim, Betania, Betfagé (lugar donde obtuvo su asno para entrar a Jerusalén); También ciudades nuevas como Hircania, Herodión, y ciudades antiguas Hebrón, Mamre, Gabaón, hasta En-gadi. Y aunque no se menciona posiblemente hayan llegado hasta Gaza, Beerseba, Laquis y Ascalón.

Lista de eventos registrados durante el ministerio de Jesús en Judea.
Bíblicamente podemos enumerar cronológicamente los siguientes sucesos

Año 30 dC (de Octubre a Diciembre)

-       Jesús en tiempo de la fiesta de los Tabernáculos (30 dC) habla públicamente en Jerusalén y los religiosos se oponen y Nicodemo le defiende (Jn 7:10-52)
-       Jesús y la mujer adúltera: Jesús va al monte de los olivos, y al otro día defiende a una mujer sorprendida en el acto de adulterio (Jn 8:1-11)
-       Enseñanzas
o   Jesús la luz del mundo (Jn 8:12-20)
o   La verdad os hará libre (Jn 8:31-38)
-       Jesús les dice a los judíos "Ustedes son de su padre el diablo" y habla de su preexistencia indicando que es mayor que Abraham (Jn 8:39-59)
-       Jesús cura a un ciego de nacimiento, luego los fariseos interrogan al ciego sanado. Jesús se va de Jerusalén a otras aldeas de la región (Jn 9:1-41)
-       Jesús relata la historia de un samaritano que ayudo a un judío (Lc 10:25; Jn 11:1)
-       En la aldea de Betania Jesús visita a María y a Marta (la afanada), hermanas de Lázaro (Lc 10:38)
-       Jesús echa fuera un demonio de un mudo y le acusan de echarlos por beelzebú (Lc 11:1)
-       Jesús habla del espíritu inmundo que vuelve (Lc 11:24)
-       La generación perversa demanda señal (Lc 11:29)
-       Jesús es invitado por un fariseo a su casa y allí Jesús denuncia el fariseísmo, la religión y su hipocresía. Expone la enseñanza de la lámpara del cuerpo, el rico insensato, el afán y la ansiedad, tesoros en el cielo, el siervo vigilante, el siervo infiel, Jesús causa de división, arréglate con tu adversario (Lc 11; 12)
-       Jesús llama al arrepentimiento para que no perezcan como los galileos que se expusieron a Pilato (Lc 13:1-4)
-       Parábola de la higuera estéril (Lc 13:6-9)
-       Jesús sana a una mujer encorvada en una sinagoga en el día de reposo (Lc 13:10-17)
-       Parábolas enseñadas por Jesús en Judea: Parábola del Sembrador, Parábola del trigo y la cizaña, Parábola de la levadura, Parábola de la semilla de mostaza (Lc 13)
-       Jesús se dirige a Jerusalén para la fiesta de la dedicación y enseña sobre la puerta estrecha (Diciembre – Invierno del año 30 dC) (Lc 13:22-30, Jn 10:22)
-       Jesús sana a un hidrópico (acumulación excesiva de liquido ceroso), en la casa de un principal fariseo en un día de reposo (Lc 14:1-6)

Año 31 dC (de Enero a Marzo)

-       Enseñanzas
o   Enseñanza de los convidados a la boda (Lc 14:7-11)
o   Enseñanza de la gran cena de un rico (Lc 14:15-24)
o   Enseñanza de lo que cuesta seguir a Cristo (Lc 14:25-33)
o   Parábola de la oveja perdida. Enseñanza de perdonar al hermano (Lc 15:3-7; Mt 18:10-22)
o   Parábola de los dos deudores (Mt 18:23-35)
o   Enseñanza de la moneda perdida, el hijo pródigo, mayordomo infiel, la ley y el Reino de Dios, el divorcio, el rico y lázaro (Lc 15; Lc 16)
o   Enseñanza de Jesús a sus discípulos por los tropiezos, y del servicio que deben prestar (Lc 17:1-10)
-       Jesús sana a diez leprosos y solo uno vuelve a dar gloria siendo samaritano (Lc 17:11-19)
-       Enseñanza sobre la venida del Reino de Dios a los fariseos que preguntaron (Lc 17:20-37)
-       Resurrección de Lázaro: Lázaro en Betania estando enfermo muere y le dan aviso a Jesús, pero Jesús se queda dos días mas en el lugar donde estaba (Jn 11:1-16)
-       Jesús se dirige a Betania y ya habían pasado cuatro días y resucita a Lázaro (Jn 11:17-44)
-       Caifás comienza a complotar y a buscar la muerte de Jesús por lo cual, Jesús se va a Efraín (Jn 11:54)
-       Jesús se lamenta sobre Jerusalén, luego se va al Jordán donde había estado bautizando Juan (Jn 10:40-42)

Entre muchas enseñanzas por destacar, nos concentraremos en dos eventos importantes.

Jesús y la mujer adúltera

Juan 8
1 y Jesús se fue al monte de los Olivos. 2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba. 3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, 4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. 5 Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? 6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. 7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. 8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. 9 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. 10 Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

Esta historia suele ser analizada de diferentes puntos de vistas.
Una mayoría pentecostal mal intencionada utiliza esta historia como ejemplo de que nadie puede emitir juicio sobre las malas conductas de los congregantes; Otros más perversos suelen justificar el adulterio de ministros y congregantes, en fin….

La cuestión es ¿Cuál es el propósito del relato?, ¿Cómo debe ser interpretada esta historia?
Reiteramos, Esta historia NO enseña que los cristianos sean incapaces de juzgar malas conductas porque seamos todos pecadores, quien enseñe eso no es un predicador saludable sino que intenta justificar pecados horrendos.

Si analizamos la historia, el contexto nos muestras que un grupo de escribas y fariseos interrumpen la enseñanza de Jesús en el Templo, trayendo consigo a una mujer que había sido sorprendida en “el acto mismo de adulterio” ¿Con qué intensiones? ¿Para que Jesús hiciera justicia? No; Las Escrituras dicen claramente “Mas esto decían tentándole, para poder acusarle” ¿Acusarle de qué?: El vocablo acusar kathgore;w  "katigoreo" implica buscar algo para denunciarlo contra las autoridades; Ellos querían censurar a Jesús, no era la primera vez que lo intentaban, en otras oportunidades le preguntaron "es lícito sanar en el día de reposo?" (Mt 12:10), "¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te dio autoridad para hacer estas cosas?" (Mr 11:28), más adelante le preguntarán "¿Es lícito dar tributo a César, o no?" Mateo 22:17, en fin…

Lucas 11
53 Diciéndoles él estas cosas, los escribas y los fariseos comenzaron a estrecharle en gran manera, y a provocarle a que hablase de muchas cosas; 54 acechándole, y procurando cazar alguna palabra de su boca para acusarle.

Es evidente que los religiosos estaban en contra de Jesús y su enseñanza, por eso buscaban excusas, para exponerlo delante de las autoridades y censurarlo delante del pueblo.

Ellos no trajeron a la adultera para que Jesús hiciera justicia, sino para acusarle y usaron astutamente el conocimiento de la ley de Moisés para hacerlo.
Por ley los judíos debían apedrear a los adúlteros, (Lv 20:10; Dt 22:22), en esta ocasión habían traído a la mujer pero no al hombre ¿porqué? quizás escapó? quizás era algún gobernante? pues, quién sabe?.
El punto es que para aquel entonces ya no se apedreaba a las personas porque la ley romana impedía la ejecución pública sin juicio o tribunal romano.
Entonces es claro que la intensión de los fariseos era poner a Jesús "entre las cuerdas", es decir; De aprobar el apedreamiento Jesús sería acusado de incitación violenta frente a los romanos, pero no hacerlo sería negar la Ley de Moisés (acusación grave contra la Ley religiosa), así que sin importar la opción Jesús se enfrentaría a una acusación directa (se entiende?).

Considero personalmente que esta situación nos enseña como salir airoso de situaciones difíciles.
Es impresionante la sabiduría del Señor Jesús, no se apresura a responder, se inclina al suelo y comienza a escribir, no a dibujar sino a escribir ¿Qué cosa? nadie lo sabe, pero obviamente eran palabras de verdad (Ec 12:10)
Tanto le insistieron que Jesús se pone de pie y mirándolos a todos les dice "el que esté libre de pecado arroje la primera piedra"; Y la conciencia al desnudo de cada uno de ellos, la cual no pudieron contrarestar, los obligó a retirarse avergonzados. Finalmente, quedaron solamente Jesús y la mujer, y le dice “ninguno te condenó”, no como justificando a la mujer sino que ellos no pudieron condenarla; Y entonces le dice “Ni yo te condeno; vete, y no peques más”. Teniendo la libertad de apedrear a la mujer Jesús no lo hizo, no que Jesús estuviera avalando el pecado, quien diga eso está cometiendo un terrible error exegético; La mujer no era seguidora de Jesús, era una incrédula a quien Jesús le dio la oportunidad del arrepentimiento y cambiar su vida "vete y no peques más". No se trata de condenar a los incrédulos, se trata de reparar la vida de los pecadores, que se arrepientan y cambien.

En otro aspecto, para aclarar el rol de la Iglesia frente a los malos comportamientos de los congregantes. La Escritura establece como autoridad a la Iglesia



Mateo 18
15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. 16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. 17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.

1 Corintios 5
11 Más bien les escribí que no se junten con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun coman. 12 Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgan ustedes a los que están dentro? 13 Porque a los que están fuera, Dios juzgará. Quiten a ese perverso de entre vosotros.

1 Corintios 6
2 ¿O no saben que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por ustedes, ¿son indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3 ¿O no saben que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? 4 Si, pues, tienen juicios sobre cosas de esta vida, ¿se ponen para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia? 5 Para avergonzarles lo digo. ¿Pues qué, no hay entre ustedes sabio, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos,

La Iglesia tiene entre sus atributo, dilucidar, conciliar, juzgar y decidir sobre situaciones de malas conductas, con el fin de mantener un orden y una salud Espiritual plena en rectitud.

Jesús y la resurrección de Lázaro

Todo el capítulo 11 del Evangelio de Juan nos relata el suceso más impresionante jamás visto en la historia de la humanidad.
Sabemos con anterioridad que Jesús había resucitado a personas, algunas recientemente muertas, pero esta vez resucita a un hombre que había estado muerto por 4 días.
Curiosamente cuando Lázaro enfermó y murió Jesús estaba lejos de la aldea Betania posiblemente a más de 3 días de viaje. Y aún cuando María y Marta mandaron a avisarle Él se quedó dos días más donde estaba, no por capricho sino porque estaba predicando; Y decía “esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella”. También aseguró dos días después a sus discípulos: “Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle”. Jesús se estaba refiriendo a la muerte física de Lázaro y como mediante un milagro haría que se levantase de entre los muertos.
Al llegar Jesús a Betania, Lázaro tenía 4 días de muerto. Marta y María estaban desconsoladas habrían querido que Jesús volviese más aprisa, pero con 4 días de muerto ya todo estaba perdido.
En su desconsuelo y a pesar de las palabras de Jesús muchos no creían que fuera posible resucitar a Lázaro.

Juan 11
23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. 24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. 25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? 27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.

Jesús llora estremecido por la condición humana, conmovido por el efecto de la muerte en los hombres.
Sin embargo Jesús va al sepulcro y una multitud le seguía

Juan 11
35 Jesús lloró. 36 Dijeron entonces los judíos: Miren cómo le amaba. 37 Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera?
38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. 39 Dijo Jesús: Quiten la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. 40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? 41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. 42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. 43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! 44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desátenle y déjenle ir.

Consideremos más profundamente la situación.
Un cuerpo muerto entra en un proceso natural de descomposición y esto comienza a los pocos minutos del fallecimiento. Sabemos que el corazón deja de bombear sangre, entonces, las células empiezan a morir, algunas de manera rápida como las cerebro que en pocas hora queda totalmente inservible, el resto de las células mantienen una consistencia por casi 24 horas, pero al final todo se descompone.
Lo interesante es que el cuerpo no necesita de un agente externo para descomponer los órganos, puesto que en el interior de todo hombre viven microorganismos que se encargan de corroer el cuerpo sin vida.
Si el cuerpo fallecido está en en contacto con el aire su proceso de descomposición se acelera un 400% más rápido que estando enterrado. Obviamente el calor también acelera la descomposición.
Por costumbres judías, y si tuvieran los medios, los muertos eran embalsamados y puestos en una cueva. El embalsamiento solo consistía en vendar y poner aceites aromáticos al cadáver para poder acercarse a la cueva.
Cuando Jesús llegó al sepulcro y pidió que quitasen la piedra Marta dijo:  “Señor, hiede ya, porque es de cuatro días”: Un cadáver de cuatro días en una cueva era una cosa horrenda y apestosa. Muy posiblemente el cadáver hubiera estado hinchado con un color azul-verdoso despidiendo gases de metano insoportables y adherentes. El abdomen que contenía los intestinos, zona con la mayor concentración de bacterias habría estado comido por gusanos. Todo el sistema respiratorio desprendido y aplanado despidiendo fluidos por las fosas nasales, y la lengua totalmente suelta.

Pero ante la orden del Señor Jesús, todo se reconstruyó instantáneamente y el espíritu y el alma volvieron y tomaron posesión del cuerpo rectificado, volvió a respirar, resucitó, volvió a vivir y salió de la cueva por su propia cuenta y Jesús pidió que lo desataran.

¿Cuáles son las enseñanzas de esta historia?
Entre muchas, destaca primeramente la evidencia clara de que el hombre puede volver de la muerte, ya no era teoría, ahora quedaba perfectamente demostrado; Obviamente eso dejaba expuesta la falsa "filosofía" de los saduceos con respecto a la resurrección. Hay vida después de la muerte y esto fortalece la gran esperanza de los creyentes.
La autoridad para resucitar está en Jesús y los que están en Él serán resucitados para Vida Eterna.

En otro sentido, es importante comprender que es posible sacar un alma del poder de la muerte, esto significa revertir esa "separación" del cuerpo del espíritu producto del pecado.

Morir es "estar separado": Considerando este hecho, podemos hacer una analogía entre la resurrección de Lázaro y la condición del incrédulo en el mundo.
Todo hombre nace "muerto" espiritualmente o "separado espiritualmente de Dios", y mientras está separado de Dios su existencia es consumida asquerosamente por los pecados (bacterias) en el mundo (analógicamente el cementerio, cueva o sepulcro), oliendo a muerte (2 Co 2:16). No obstante los que oyen la Voz del Señor reciben el Espíritu de Vida, y todo su ser se recompone, esto se acopla perfectamente al dialogo entre Jesús y Nicodemo: Nacemos físicamente porque Dios nos dio existencia corporal ha esto llamamos "primer nacimiento", pero esa existencia está sujeta al espíritu de desobediencia que lo descompone, pero cuando oímos la voz del Señor nacemos Espiritualmente porque nos da Vida Espiritual a esto llamamos "nuevo nacimiento". "El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”.
Otra vez, considerando la resurrección: Jesús es la Resurrección y la Vida en todos los aspectos del hombre; La existencia física comienza por la concepción física, pero esa existencia se descompone en el mundo a causa del espíritu de desobediencia que produce pecado, hasta que Jesús nos llama y nos da una "resurrección" de carácter Espiritual o "nuevo nacimiento" (esto es un vínculo entre Dios y el hombre) que anula la corrupta existencia física o destituye al espíritu de desobediencia que lo descomponía.

Efesios 2
1 Y él les dio vida a ustedes, cuando estaban muertos en sus [de ustedes] delitos y pecados, 2 en los cuales anduvieron en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Efesios 5
14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.

Colosenses 2
12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fueron también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. 13 Y a ustedes, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de su [de ustedes] carne, les dio vida juntamente con él, perdonándoles todos los pecados, 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

2 Corintios 2
15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden; 16 a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién es suficiente?

Finalmente la existencia física corporal experimentará también una poderosa transformación, de carácter glorioso en el día final.

1 Corintios 15
51 He aquí, les digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

Conclusión
Concluyendo con el ministerio de Jesús en Judea, antes de hablar de los últimos días es también importante enfatizar que a pesar de todos los milagros y las señales, los judíos despreciaron a Jesús.

Lucas 13
31 Aquel mismo día llegaron unos fariseos, diciéndole: Sal, y vete de aquí, porque Herodes te quiere matar. 32 Y les dijo: Vayan, y digan a aquella zorra: He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra. 33 Sin embargo, es necesario que hoy y mañana y pasado mañana siga mi camino; porque no es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén. 34 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste! 35 He aquí, la casa de ustedes les es dejada desierta; y les digo que no me verán, hasta que llegue el tiempo en que digan: Bendito el que viene en nombre del Señor.

Hasta aquí esperamos haber cooperado en la hermosa tarea de escudriñar los Evangelios



La Paz del Señor Jesús

1 comentario:

  1. Bendiciones y mucgas gracias por tan interesantes estudios que publican

    ResponderEliminar