PÁGINAS DE INTERÉS

PROTOCOLO BÍBLICO



También disponible en pagina oficial de Apoyo Bíblico (click aquí)
MENSAJE DOMINGO 19/10/2014

Por el Hno. Santiago.-

[Protocolo: (Del b. lat. protocollum, y este del gr. πρωτόκολλον). Serie ordenada de escrituras matrices y otros documentos que un notario o escribano autoriza y custodia con ciertas formalidades. / Acta o cuaderno de actas relativas a un acuerdo, conferencia o congreso diplomático / Regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre. / Plan escrito y detallado de un experimento científico, un ensayo clínico o una actuación médica]

Como continuación del tema del retiro, en el que se habló respecto de la vocación y la organización ministerial, en esta oportunidad queremos agregar un principio básico de orden que debería establecerse en la Iglesia.

1 Corintios 14
40 pero hágase todo decentemente y con orden.

El mismo texto en griego:
πανταTodas (cosasευσχημονωςbien arreglado/preparado decorosamente καιy καταsegún ταξινorden designada/sucesión γινεσθωllegue a ser

Dos acciones que deben aplicarse a cualquier servicio dentro de la Iglesia: Preparación y Orden. Y de ello hemos hablado en el retiro. A su vez hemos hablado de la “responsabilidad” que si bien no es un vocablo que forme parte de las Escrituras, vemos claramente que todo el peso de su significado se aplica a cada ministerio Espiritual, indicando que cada ministro o diácono tiene que ser responsable del ministerio entregado, cada ministro debe tener capacidad de repuesta porque de eso dará cuenta (Ro 14:12).



Y a la meditación anterior podemos sumar el “protocolo bíblico” que considero esencial para cada ministro que hace la voluntad de Dios.

πρωτόκολλον “protocolo” que es una palabra griega que deriva de πρωτό “primero” κολλον “pegar, adherir”; Y significa: Conjunto de primeras instrucciones o reglas que deben establecerse para un servicio. El protocolo era la primera hoja de instrucción que se pegaba al rollo o pergamino de ciertas actas o ceremonias antiguas. Hasta el día de la fecha vemos en las esferas del poder político hacer todo de acuerdo a una “agenda” y siguiendo un “protocolo”. De hecho el mundo político tiene todo un sistema de gestión basado en protocolos.

Y de hecho también, podemos ver en las Escrituras que los judíos tenían ciertos protocolos, ciertas reglas como costumbres que se aplicaban a algunos servicios para que todo se haga con orden.

Por ejemplo:
Cuando Jesús convirtió el agua en vino en una fiesta de bodas en Caná de Galilea, dijo a los que llevaban el agua:

Juan 2
8 Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron.

¿Porqué?: Porque el “protocolo” decía que todo lo que se ponga en las mesas debía primeramente ser probado por el “maestresala” y Jesús siguió esa regla.

El Protocolo no permitió que una persona no vestida de boda participase de la boda en la parábola que Jesús habló respecto a que participar del Reino de los Cielos implica santificación y preparación.

Mateo 22
11 Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. 12 Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. 13 Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 14 Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

Acá vemos a Jesús usar todo el peso del vocablo “protocolo” a pesar de no estar mencionado.
Entrar al Reino de los Cielos tiene su protocolo, tiene instrucciones, tiene reglas. Todo debe hacerse de acuerdo a un orden.
Por ejemplo, la “Salvación del hombre” está programada, tiene un protocolo, “predicación – creer y arrepentimiento – bautismo – discipulado – servicio”.

Dios hace todo de acuerdo a un orden, aún la dispensación de los tiempos sigue un protocolo.
El libro de Apocalipsis está basado en un seguimiento protocolar (referido a los sellos).

Cuando Jehová sacó a su pueblo de Egipto, le dio leyes, reglas, o normas, entre ellos los mandamientos primeros que era la base protocolar para la vida del judío.
Para todas las cosas Dios estableció reglas para su pueblo, reglas de convivencias, reglas sociales, reglas políticas, reglas religiosas; Todo lo ha desarrollado de acuerdo a reglas, algunas de ellas muy estrictas.

Y si bien nosotros no somos judíos según la carne, nuestra vida cristiana está regida también por mandamientos y reglas.
El cristiano y la Iglesia misma están regidos por un nuevo régimen, el “Régimen” del Espíritu.

Romanos 7
6 Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.

Este texto es muy, pero muy importante, porque determina que la vida cristiana y el desarrollo de la Iglesia no está regida por la vieja ley, no estamos regidos por el Antiguo Testamento o Antiguo Pacto, sino que estamos regido por un Nuevo Pacto, “nuevas reglas” y esto es vital en la comprensión. Que no necesitamos de protocolos viejos sino que todo debemos hacerlo de acuerdo al Nuevo Testamento.

Y digo esto, porque actualmente las religiones cristianas procuran siempre traer las cosas viejas, las viejas reglas y establecerlas en la congregación y eso no debería hacerse.
Por ejemplo, existen actualmente en la Iglesia tantos falsos ministerios, y el peor de ellos es ese seudo ministerio de entretenimientos, comenzando por el ministerio de la danza, ministerio de la música, de panderos, de cintas, etc y todos nacidos por pretextos, sacados del viejo régimen, sacados del Antiguo Testamento, porque leen en los Salmos que usan panderos, arpas, címbalos, etc, y porque han leído que David danzó desnudo se organizan para hacer lo mismo en la Iglesia, cuando dice claramente que NO SIRVAMOS BAJO EL VIEJO RÉGIMEN DEL ANTIGUO TESTAMENTO, sino que sirvamos a Dios bajo el Nuevo Régimen del Espíritu.

Y tantos otros ministerios carentes de sustentos bíblicos como el ministerio de payasos, ministerio de mimos, ministerio de obras de teatros, que no son más que entretenimientos, pérdida de tiempo y de recursos que aplacan a verdaderos ministerios como el de la oración y el de discipulado.
Hoy en día se ha perdido la sobriedad y la seriedad y muchos se mofan del cristianismo por el pésimo comportamiento de las religiones supuestamente cristianas.

La Iglesia de estos tiempos dominada por las religiones y las estructuras institucionales han perdido el llamado de Dios, han perdido el propósito.
Es lamentable que la mayoría de las congregaciones solo luchan por un espacio físico, por un edificio en el que puedan brindar entretenimientos, ministros buscando vanidad, bienes terrenales y riquezas.

Hoy los cristianos han dejado de lado las reuniones de oraciones, han dejado de lado los estudios bíblicos y se ponen a practicar música, hacer obras de teatro y esas cosas no son bíblicas.

Como Iglesia necesitamos volvernos a los protocolos bíblicos. Volvernos a las verdaderas obras Espirituales: Evangelización, Discipulado, Enseñanza y Predicación.
Como cristianos debemos volvernos al protocolo bíblico de una vida sin pecados, sin vicios, sin idolatría, sin obras de la carne.
Debemos poner en marcha servicios que ayuden a los cristianos a salir de los vicios, de pecados ocultos, de fornicaciones, de divorcios, de peleas matrimoniales, de avaricias.

Protocolos bíblicos de servicios
Vemos a muchos cristianos frustrados en su vida por no entender que la vida cristiana está regida por conductas y disciplinas Espirituales. También vemos muchos que trabajan en las religiones sin saber porqué o para quién. Muchos que solo buscan un oficio de autoabastecimiento, otros que solo buscan reconocimiento, fama, popularidad y envanecimiento.

Lo primero que queremos destacar es que servir a Dios no es cuestión de ganas, o de auto-motivación o de esfuerzo propio. Servir a Dios no depende de cuánto dinero tengas o de tu capacidad profesional.
Servir a Dios no es cuestión de sacrificios humanos sino de Obediencia.

1 Samuel 15
22Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.

El ejemplo de Moisés

Exodo 25
8 Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.
9 Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis.

Y Moisés hizo conforme al modelo que Dios le había dado

Números 12
3 Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra.

Dios demanda que le sirvamos siguiendo sus mandatos, porque el obrero o siervo no tiene ninguna libertad en la obra de Dios, por ejemplo: Cuando Moisés construyó el tabernáculo, Dios no le ofreció la oportunidad de su opinión. No permitió que sus siervos llevasen a cabo la obra según sus propias ideas de hombre. Moisés no pidió decidir si un clavo debía ser de plata o de oro, tampoco escogió el color de los cortinados, todo fue decidido por Dios, Moisés hizo todo conforme al modelo que Dios le había mostrado en el monte.

Si nosotros como siervos queremos agradar a Dios debemos hacer todo conforme al modelo de Dios. ¿Tienes el modelo?

El Espíritu Santo sigue revelando la obra de Dios a sus siervos y lo hace por medio de su Palabra, por medio de las oraciones, el Espíritu Santo sigue determinando hasta los últimos detalles de cada obra, lo único que administra el siervo es el tiempo, sus talentos y los medios. Nunca debe entenderse que el siervo haga por si mismo, todo se hace de acuerdo a una planificación y esta es puramente bíblica. No hay gloria para el obrero o siervo sino para el ingeniero de la obra, para Jesús el gran Maestro, el siervo solo recibirá el pago por la tarea desempeñada y esta paga es muy valiosa.

Sin embargo, hoy muchos de los que dicen ser ministros de Cristo actúan por sus propios medios y lo hacen porque lo consideran bíblico y Espiritual, con este criterio calculan lo que puede ser bueno o provechoso para su congregación, predican, estiman que el celo que sienten, las emociones, los esfuerzos, y las lagrimas, es la voz de Dios o ayudas dadas por Él y emprenden grandes campañas de evangelización, cruzadas de fe, de sanidad y milagros. Pero Dios no responde.
Muchos esperan que con sus esfuerzos sea Dios moviéndose bajo el poder de su mente carnal.
Muchos proponen estrategias y medios humanos con el solo fin de agrupar a las personas o de aumentar el número de congregantes. Hoy en día se practican estrategias sicológicas puramente humanas, usando como herramientas los medios masivos de comunicación (squech, títeres, mimos, música, espectáculos, video, películas, radio, TV, Internet, etc.). Dios no trabaja con estrategias humanas, y “el fin no justifica los medios”, no puedo lanzarme a usar los medios masivos de comunicación sin saber a quien estoy llegando o si es digno del mensaje o si está capacitado para recibirlo.
En definitiva las estrategias humanas son contrarias a Dios al 100%.

Mateo 7
21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Hay muchas otras personas que no saben que Dios tiene un plan detallado y predestinado (Ef 1:3-9). Estos son lo que realizan trabajos según su propia opinión.
Muchos otros se adiestran y se convierten en manipuladores de doctrinas y enseñanzas, personas religiosas hipócritas en su forma de actuar, ejerciendo un dominio intelectual sobre los demás, para lograr objetivos personales o terrenales, tales como los fariseos (Lc 11:37-54).

Personas saliéndose del protocolo

Saúl:

1 Samuel 13
13 Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre.
14 Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.

Analicemos el mal ejemplo de Saúl. Un hombre que fue escogido por Dios y ungido por Dios para ser rey sobre el pueblo de Israel (puesto que así habían pedido los judíos). Y anduvo bien un poco de tiempo, hasta que se salió del protocolo. Y se salió del protocolo porque la situación militar y el pueblo lo obligaban. El pecado de Saúl fue reemplazar a Samuel, excederse en su función
Saúl califica como mal siervo porque era inquieto, porque hacía lo que a él le parecía era correcto,

El hombre que sirve a Dios no es aquel que se apresura, sino aquel que sabe esperar, muchas personas son como Saúl, están dispuestas a obedecer cuando reciben una orden pero su corazón no se deleita en la voluntad de Dios, porque todavía le siguen gustando sus propias ideas, por consiguiente tienden actuar de manera apresurada cuando el Señor permanece callado.

Uza:

2 Samuel 6
3 Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.
4 Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab, que estaba en el collado, con el arca de Dios, Ahío iba delante del arca.
5 Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda clase de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos.
6 Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban.
7 Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios.
8 Y se entristeció David por haber herido Jehová a Uza, y fue llamado aquel lugar Pérez-uza, hasta hoy.

Antes mucha veces me había preguntado porque Dios había cortado en seco la danza de alabanzas, la alegría de un culto que le ofreció su pueblo, hiriendo de muerte a Uza, traté de entender la situación y pregunté ¿Acaso no estaba bien que Uza extendiera su mano para sostener el arca?, sabemos que la gloria de Dios estaba en el arca y él sostenerla porque los bueyes tropezaban ¿No era acaso un servicio prestado por Uza?, aún de ser así, ¿Porqué le hería de muerte llenando de temor y tristeza a todos?. Una y otra vez llegamos a la sencilla razón de que Dios demanda que las personas le obedezcan y no que le ayuden por sus propios medios en la obra.

Nadab y Abiú:

Números 3
1 Estos son los descendientes de Aarón y de Moisés, en el día en que Jehová habló a Moisés en el monte de Sinaí.
2 Y estos son los nombres de los hijos de Aarón: Nadab el primogénito, Abiú, Eleazar e Itamar.
3 Estos son los nombres de los hijos de Aarón, sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejercer el sacerdocio.
4 Pero Nadab y Abiú murieron delante de Jehová cuando ofrecieron fuego extraño delante de Jehová en el desierto de Sinaí; y no tuvieron hijos; y Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio delante de Aarón su padre.

Los hijos de Arón fueron consagrados sacerdotes y debían ofrecer holocaustos, sacrificios y ofrendas delante de Dios
En el altar del sacrificio había un fuego que ardía permanentemente, porque era alimentado y atizado con leña todas las mañanas por los sacerdotes, para que todo lo que se ofreciese a Jehová fuese quemado del altar, ellos así lo hicieron, pero un día tuvieron la infeliz idea de ofrecer a Jehová incienso quemado con fuego que no era del altar (sino un fuego extraño) y fueron consumidos.

Giezi:

2 Reyes 5
20Entonces Giezi, criado de Eliseo el varón de Dios, dijo entre sí: He aquí mi señor estorbó a este sirio Naamán, no tomando de su mano las cosas que había traído. Vive Jehová, que correré yo tras él y tomaré de él alguna cosa. 21Y siguió Giezi a Naamán; y cuando vio Naamán que venía corriendo tras él, se bajó del carro para recibirle, y dijo: ¿Va todo bien? 22Y él dijo: Bien. Mi señor me envía a decirte: He aquí vinieron a mí en esta hora del monte de Efraín dos jóvenes de los hijos de los profetas; te ruego que les des un talento de plata, y dos vestidos nuevos. 23Dijo Naamán: Te ruego que tomes dos talentos. Y le insistió, y ató dos talentos de plata en dos bolsas, y dos vestidos nuevos, y lo puso todo a cuestas a dos de sus criados para que lo llevasen delante de él. 24Y así que llegó a un lugar secreto, él lo tomó de mano de ellos, y lo guardó en la casa; luego mandó a los hombres que se fuesen. 25Y él entró, y se puso delante de su señor. Y Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes, Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte. 26El entonces le dijo: ¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? ¿Es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas, bueyes, siervos y siervas? 27Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tu descendencia para siempre. Y salió de delante de él leproso, blanco como la nieve.

Giezi era un colaborador de Eliseo, que parecía no estar de acuerdo con la postura de no tener beneficio propio del don brindado por Dios a Eliseo. Y viendo que Eliseo no había recibido nada de la tremenda riqueza que le brindaba Naamán el sirio, su necio corazón se entenebreció de ambición y corrió desesperadamente para alcanzarle, mintió al sirio y le sacó unos 70 kg de plata y un par de vestidos costosos, para posteriormente esconderlo en su casa secretamente. Giezi pensaba que nadie le veía, que nadie se enteraría, sin embargo Eliseo derramó sobre él la lepra del sirio.

El profeta sin nombre:
En 1 Re 13 se cuenta también la historia de un profeta enviado por Dios en tiempo de Jeroboam con estrictas especificaciones, y vemos como un “viejo profeta” hizo que este desobedeciera a Dios y finalmente lo mató un león (13:24)

Conclusiones:
De los ejemplos anteriores aprendemos muchas cosas importantes al respecto de la conducta y obediencia, sobre todo el final de aquellos que no la cumplen.
Uza obró sin revelación y sin que nadie le ordene.
Nadah y Abiú fueron ordenados y sabían lo que tenían que hacer y no lo hicieron sino que desobedecieron.
Entonces tenemos a dos actitudes contrarias a Dios; Una que hace sin que se le ordene y la otra que se le ordena y no hace.
Cuantos miembros actuales en la congregación estiman que la Iglesia necesita ayuda y tratan de prestar servicios sin que se les ordene. ¿Cuánto son como Uza?
Cuantos ministros actuales que habiendo recibido el ministerio y la obra, no hacen como el Señor les ha ordenado sino que ofrecen fuego extraño encendiendo la ira de Dios. ¿Cuántos son como Nadab y Abiú?

De todos los malos ejemplos brindados, vemos que el más recurrente en la Iglesia de estos tiempos es el de Giezi, porque vemos como tantos falsos ministros se la pasan mendigando en las congregaciones, desde el púlpito, y también en los medios de comunicación, radio, tv, internet, mintiendo a las personas con prosperidad y sanación. Hoy se ven a tantos Giezi llamarse así mismo “profeta” y entran con un manto en la congregación y comienzan a lisonjear a las personas para luego recoger dinero, relojes, joyas, artículos tecnológicos, etc.
Estos olvidan que los ojos de Dios están sobre ellos y que su fin será peor que la de Giezi, porque recibirán mayor condenación.

No debemos salirnos del protocolo bíblico. Servir a Dios debe hacerse respetando los parámetros Escriturales, no siguiendo voluntad humana sino la Espiritual


La Paz del Señor Jesús 

0 comentarios:

Publicar un comentario