PÁGINAS DE INTERÉS

EL NOMBRE DE NUESTRO DIOS



“JEHOVA ES JESÚS”
MEDITACIÓN DOMINGO 27/04/2014

Por el Hno. Santiago

Introducción
Esta meditación es solamente un resumen o una introducción a una apasionante y profunda doctrina respecto del Nombre de nuestro Dios.
Y al hablar de esto, lo hago teniendo temor, puesto que desde la antigüedad Dios ha dicho:

Deuteronomio 5
11No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano.

Salmos 139
19 De cierto, oh Dios, harás morir al impío; Apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios.
20 Porque blasfemias dicen ellos contra ti; Tus enemigos toman en vano tu nombre.


Esto lo hago por muchos hermanos que no asisten a los talleres de enseñanzas doctrinales y que a veces tienen encontronazos con hermanos o con otras personas de diferentes religiones o escuchan por diferentes medios, muchos pensamientos filosóficos o teológicos de la corriente religiosa actual respecto del nombre de nuestro Dios.

Pero, ¿Qué responden los cristianos cuando se le pregunta: Cuál es el nombre de tu Dios?. ¿Cuál es el nombre de Dios?. La repuesta a esto es “y…depende”, ¿Depende de qué?, depende de la influencia religiosa que tenga la persona (si es católico responde una cosa, si es protestante otra, si es paraprotestante otra cosa, etc). Como verán no hay una sola repuesta, puesto que la repuesta está condicionada a la influencia doctrinal que recibe cada persona. Aún dentro del ámbito evangélico las respuestas varían de acuerdo a las doctrinas inventadas o preconcebidas de cada denominación los bautistas trinitarios responden una cosa, los bautistas unicitarios otra, los metodistas modalistas responden otra cosa, y así sucesivamente los anglicanos, los pentecostales, los neopentecostales, etc.
Lo que podemos decir entonces, es que cada cristiano responde no del conocimiento propio que tenga de Dios sino de la corriente filosófica o teológica de la que haya bebido.

Actualmente, las personas por lo general tienen más de un nombre o apellido dependiendo de la cultura, a su vez a las personas se las conoce también por los apodos o alias y ocurre también que una persona tiene también muchos apodos.
Nos pasa cuando preguntamos a terceros ¿cuál es el nombre de aquella persona?, y supongamos que nos dicen “se llama Nico”, le preguntamos a otra por la misma persona y nos dice “se llama Ariel”, otras dirán “no sé, hace años que todos le decimos pupi”, y nos quedamos con la incertidumbre de cuál es el verdadero nombre. Sin embargo para conocer el nombre de alguien, basta con preguntarle directamente a esa persona como se llama. De la misma manera, para conocer el Nombre de Dios deben preguntarle a Dios, quien también nos ha dejado como legado las Escrituras para que buscando y escudriñando en profundidad sepamos quien es verdaderamente Dios.

Ocurre también a leer las Escrituras que personajes bíblicos tienen más de un nombre (reyes, profetas, discípulos, etc), por ejemplo Pedro, como se llamaba Pedro, Pedro?, Petros?, Simón?, Simeón?, Cefas? (todos estos aparecen en las Escrituras).
Aún nuestro Señor Jesús tiene varias asignaciones; En Mt 1:21 el ángel le dijo a María que el nombre del niño sería Jesús, sin embargo en el versículo 23 del mismo capítulo el nombre es “Emanuel” y proféticamente en:

Isaías 9
6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Este texto es muy profundo, porque devela que todo lo que se conoce de Dios está concentrado en Jesús. El nombre Jesús significa “Jehová es Salvación”, así que el nombre no es solo una identidad (quizás para nosotros sí), en las Escrituras un nombre es un título que refleja lo que es, su propósito, su razón.

Colosenses 2
9Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

Ya anteriormente hemos hablado en muchas meditaciones, respecto de temas doctrinales tales como la fiel demostración de que Jesús es Dios.
En otras oportunidades hemos hablado de las diversas doctrinas preconcebidas que tienen la mayoría de los cristianos, estas doctrinas son sutiles herramientas religiosas que sirven para encasillar a las personas, tales como la doctrina de la trinidad, que es una invención religiosa de origen católico, también están los de la doctrina inventada de la unicidad, llamados también unicitarios, también hay dualistas, modalistas, poliformistas y otros cristianos que son politeístas, y en fin… tantas otras palabras inventadas que no son bíblicas y tristemente tantos cristianos que defienden a capa y espada lo que no es parte de las Escrituras. Y para peor hay muchos que son híbridos (combinados), que fluctúan o combinan las doctrinas preconcebidas para formular una nueva doctrina humana.

Algo similar ocurre con respecto al tema del nombre de Dios. Pues bien, ¿Cuál es el Nombre de Dios?.
Como sabrán en las Escrituras se distinguen dos pactos o dos testamentos, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Y la Iglesia tiene su fundamento en el Nuevo Testamento no en el Antiguo, del Antiguo solo tenemos el conocimiento del mal ejemplo judío (1 Co 10:11) de una ley externa que nadie podía cumplir y lo que nos interesa además de la historia son las declaraciones proféticas que muchas de ellas todavía siguen vigente.

Y en el Antiguo Testamento el nombre de Dios es un misterio encerrado en un grupo de consonantes del idioma hebreo paleo (antiguo), hablamos del tetragrámaton (YHWH) que hasta el día de la fecha ni los mismos judíos saben con certeza cuál es la pronunciación original; Porque han de saber, que cuando se escribió el antiguo testamento, sobre todo Moisés al escribir la Torah o pentateuco escribió en un hebreo consonántico, es decir sin vocales, por lo que no se sabe cuál era la pronunciación original, el hecho de que los judíos pronuncien actualmente “Yaveh” o “Yaweh” lo hacen por haber heredado un trabajo de vocalización llevada a cabo por masoretas a fines del siglo VIII de nuestra era, y que fue impulsada o revivida recientemente por las corrientes sionistas (no con base ortodoxa ni rabínica) en la que aparece como figura Eliezer ben Yehudah (1858-1922) judío políglota y político que colaboró con el movimiento sionista.

Sin embargo, para los que hablamos español, la transliteración y traducción de ese grupo consonántico es “Jehová”, porque?, porque así escribió Casiodoro de Reina en su traducción del año 1569 quien usó la pronunciación de judíos sefardíes de aquella época quienes vocalizaban el tetragrámaton de esa manera y medianamente se ha mantenido así hasta la revisión 1960, las posteriores versiones de SBU han sido y son muy tergiversadas, puesto que en la Reina Valera Contemporánea o actualizada ya no aparece Jehová sino Señor o Yaveh. Hay otras versiones castellanas contemporáneas procedentes del corrupto texto minoritario tales como la NVI, LBA, BJ, DHH, DLLH en la que aparece Yaveh o Yaweh y que explicaremos más adelante.

También cabe destacar que en otros idiomas, directamente no pusieron una traducción del tetragrámaton sino que la reemplazaron por el equivalente a la palabra “Señor”, por ejemplo en la King James se lee “Lord” (lord), los alemanes usan “Herrn” (jean), los portugueses usan “Senhor” (siñor), los franceses traducen L’Eternel (litierneal). Únicamente en español se tradujo el tetragrámaton por “Jehová”, en el resto de los idiomas se reemplazó por la palabra “señor”, (interesante verdad).

También es interesante destacar que una antigua traducción del Tanaj o AT del hebreo al griego koiné del siglo II aC conocida como la Septuaginta (LXX), el tetragrámaton se reemplazó por la palabra griega kuriov “kyrios” que todos saben que significa “Señor” y así se usaba en tiempos de Jesús y hasta las traducciones griegas actuales mantienen ese reemplazo.
Han de saber que el NT se escribió en griego koiné y que el tetragrámaton o la palabra Jehová no aparece en el NT y cada vez que los apóstoles y demás escritores del NT hacen referencias al AT usan la palabra “Señor” (como en la LXX) para Jehová.

Pues bien, pues a causa de esto, los cristianos hispanos están siendo atacados por grupos religiosos, e instituciones religiosas, algunas muy extremistas, que intentan cambiar la traducción que tenemos desde hace casi 500 años, muchos que son de origen judíos o se hacen pasar por judíos, que se dicen a sí mismos judío-mesiánicos, infiltrados en las congregaciones y en las instituciones de enseñanza religiosa que alegan que todas las biblias tienen mal escrito o se pronuncia mal el nombre de Dios, y obligan a los cristianos de habla hispana a dejar de pronunciar el nombre de Jehová para imponer nombres tales como “Yaveh” o “Yaweh”, etc. ¿Cuánto hay de cierto o verdadero en todo eso?

¿De dónde proviene el tetragrámaton o el nombre de Jehová?
Todos saben que la base de esto está en:

Exodo 3
13Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo:
El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé? 14Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. 15Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.

Cuando Moisés le preguntó a Dios respecto de su nombre, lo hacía desde su ignorancia, porque quizás Moisés pensaba que cada dios tenía un nombre, algo que lo identifique como tenían los politeístas egipcios.
Obviamente una repuesta con mucho misterio proviene de la boca de Dios y le dice: “YO SOY EL QUE SOY”, y … que habrá pensado Moisés ante semejante repuesta?:

Fíjense en la pizarra y verán las relaciones respecto del origen de lo que se considera el nombre Jehová:
Este grupo consonántico aparece un poco más de 6.800 veces en el AT de las cuales 5370 están de manera independiente, y la palabra Jehová aparece en la Reina Valera unas 6.843 veces.
Esta palabra אֶהְיֶה que aparece en Ex 3:14 significa “Yo Soy”, obviamente la primera letra “alef” es muda, de aquí parte el tetragrámaton יהוה, “HWHY” o “YHWH” quizás una forma encriptada de expresar lo que Dios le dijo a Moisés. Y considero particularmente que no hace referencia a un nombre propio, porque eso sería como reconocer que hay varios dioses con diferentes nombres, por lo cual Dios dice “Yo Soy el único que Es”, también las Escrituras dan testimonio de que Él es único y que no hay otros dioses delante de Él.

Deuteronomio 6
4Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Isaías 45
21Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí. 22Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.
De aquí rescatamos otro vocablo hebreo muy importante que es: מֹושִׁיעַ que significa “salvador” y deriva del vocablo יָשַׁע que se pronuncia “yasha” o “iasha” y que significa “salvación”, de aquí deriva el nombre Oseas que significa salvación.

Ahora bien, hay muchos nombres propios puestos a judíos derivados de estos, y el que más nos importa es:  יְהֹושֻׁעַ que se traduce como Josué, se pronuncia “Yeshua” o “Yoshua” que es el nombre de Jesús en hebreo, Jesús en hebreo se escribe  יְהֹושֻׁעַ y significa Jehová es salvación y fíjense la similitud entre este y el tetragrámaton y lo que dice Isaías 45:21.

¿Por qué se perdió la pronunciación del tetragrámaton?
Sabemos que los judíos se consideraban indignos de pronunciar el Nombre de Dios, por lo cual usaban palabras como אָדוֹן “Adonai”, que significa “Señor” para dirigirse a Dios.
Con el tiempo y a causa de la apostasía por causa de la idolatría y el unirse en yugo desigual con naciones politeístas, los judíos perdieron entre otras cosas la pronunciación original del nombre de Dios, hubo tiempo en que no tenían la ley hasta que en tiempos del rey Josías la hallaron en una grieta del templo (2 Re 22), también anteriormente se escribió en tiempos del rey Asa

2 Crónicas 15
3Muchos días ha estado Israel sin verdadero Dios y sin sacerdote que enseñara, y sin ley;

Posteriormente Dios trajo castigo y retribución al pecado de su pueblo y el pueblo judío fue deportado a Babilonia y allí estuvieron por 70 años; Estando allí no pronunciaban el nombre de Dios, para que los gentiles no se burlaran o blasfemaran o tomaran el nombre del Dios de Israel en vano. Esto también fue profetizado (Am 5:27; 6:10)

Isaias 48
11Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre,
y mi honra no la daré a otro.
Cuando volvieron en tiempos de Esdras y Nehemías, se escribe lo siguiente:

Nehemías 13
23Vi asimismo en aquellos días a judíos que habían tomado mujeres de Asdod, amonitas, y moabitas;
24y la mitad de sus hijos hablaban la lengua de Asdod, porque no sabían hablar judaico, sino que hablaban conforme a la lengua de cada pueblo. 25Y reñí con ellos, y los maldije, y herí a algunos de ellos, y les arranqué los cabellos, y les hice jurar, diciendo: No daréis vuestras hijas a sus hijos, y no tomaréis de sus hijas para vuestros hijos, ni para vosotros mismos.

Muchos cristianos desconocen que el idioma hebreo antiguo se perdió. Y esto comenzó posterior a la destrucción del templo judío en el año 70 dC y tras las guerras entre el imperio romano y los judíos y también por causa del crecimiento del cristianismo. Los judíos lucharon por retomar Jerusalén pero no lo lograron; Y con lo que se conoce fue la “Segunda Revuelta Judía” de los años (132 al 135) dC donde murieron un poco más de medio millón de judíos murió también la identidad del territorio. El idioma hebreo murió como lengua vernácula en Palestina, probablemente a finales del siglo II o III dC. Sin embargo, siguió siendo usada por un grupo minoritario de judíos, más que nada como una lengua religiosa, erudita y literaria. Y como hemos mencionado anteriormente el idioma hebreo fue revivido como vernácula a fines del siglo XIX, y hoy es el idioma o la lengua viva del estado de Israel.

Como verán, hasta el día de hoy los judíos quienes recibieron la ley de Dios, rechazaron y rechazan al Señor Jesús y por eso no saben cuál es el Nombre de Dios. Y el celo de Dios y sus misericordias extendidas a los gentiles hacen que conozcamos el verdadero Nombre de Dios, el cual es JESUS, porque el Nombre de nuestro Dios es JESÚS (Heb 8) proveniente del griego koiné y transliterado del hebreo antiguo y así se pronuncia en nuestro idioma castellano, sin importar lo que otros digan.

Jeremías 31
34Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.,

¿Jehová o Jesús?
Esto es solamente un resumen de muchas otras cosas que se desprenden de tan fascinante enseñanza.

Yo por mi parte quiero comentar respecto de esto:

Me ocurrió varias veces, que en diálogos entre hermanos (también en foros de internet, redes sociales  y salas de chat) algunos de ellos estudiosos de teología, que cuestionaban la traducción castellana respecto del nombre de Dios, y algunos decían que tenemos que cambiar, porque está mal traducido, que la Reina Valera es apóstata, que no debería ponerse así, y explicaban con argumentos y fundamentos teológico (algunos muy convincentes) de las nuevas corrientes doctrinales y mencionaban a uno y a otro profesores teológicos (entre ellos a algunos jesuitas y a otros sionistas) y en la mayoría de los casos solo repinten y repiten lo que oyen en internet, repiten lo que oyen en radio o en videos o libros doctrinales, sin cotejar la historia, sin analizar las evidencias. Y me sorprendí de hasta dónde puede un cristiano ser arrastrado por vientos doctrinales (Ef 4:14) o de las huecas sutilezas y de la filosofía religiosa (Col 2:8) de hombres impíos, conocedores del idioma hebreo y que intentan intelectualmente someter a los cristianos y a que estos desprecien y cambien los nombres bíblicos.

El punto es que reproduciendo resumidamente el diálogo que tuve, alguien dijo:

-       “lo que pasa, es que el problema para el cristiano radica en que el nombre de Dios solo aparece en el AT y en el NT no aparece”..
-       y le dije: “¿Cómo que no aparece?”. Si el nombre de nuestro Dios en el NT es Jesús, porque Jehová es Jesús”

Y cuando dije eso, muchos abrieron los ojos con asombro, otros entraron en modo de negación e inmediatamente uno me dijo:

-       “dame un texto bíblico en el que diga que Jesús es Jehová”
-       le dije: “no un texto, toda la biblia declara que Jehová es Jesús”

Y algunos se quedaron atónitos y obviamente comenzó un diálogo electrizante, y esto es un desenlace resumido que sirve para orientar a los cristianos respecto a este tema:

Comencé preguntando: ¿Según el AT, quién creó todas las cosas?

Entre muchos textos bíblicos algunos de ellos sobresalen tales como:

Isaías 42
5Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan:

Y según el NT ¿Quién creó todas las cosas?

Juan 1
3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
4En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Colosenses 1
16Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Hebreos 1
2en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

Obviamente algunos rostros cambiaron y otros todavía estaban endurecidos y dije: “No te satisface la repuesta?”; Pues bien, veamos a nivel profético, Que dijo Jehová respecto de su nombre en el AT?

Isaías 54
5Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado.

Isaías 9
6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Isaías 42
8Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.

¿En nombre de quién hizo Jesús todos los milagros y todas las señales?, ¿Mencionó Jesús el nombre de Jehová?, Cada vez que habló y profetizó dijo acaso ¿Palabra de Jehová vino a mí?
Fijémonos
Jesús mismo dijo perfeccionando la ley, “Oísteis que fue dicho”…. “más Yo os digo”, esto era considerado blasfemia por los judíos.. “Quién es este para que cuestione la ley de nuestro Dios”?

Juan 5
43Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.

Juan 12
28Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez.

Filipenses 2
9Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Si Dios no iba a darle a nadie su gloria ¿Quién es Jesús?, era solamente un hombre?, un profeta?, No!, Él era más, Jesús es Dios, entonces Jesús es Jehová, y a partir de esto o reconoces a Jesús o revientas en tu doctrina, porque Jesús no es alguien que quiere suplantar o reemplazar a Dios o que se hacía pasar por Dios, Él es Dios, Él es Jehová.

Colosenses 3
17Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Y al ver los rostros de nuevo: No te satisface la repuesta?, pues bien
Hagamos un análisis del nombre entre el AT y el NT

Leemos en el AT, ¿Quién es el pastor?

Salmos 23
1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

y en el NT?

Juan 10
11Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.
14Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

Jehová es el Pastor, Jesús es el Pastor, implica Jesús es Jehová.

Salmos 27
1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Deuteronomio 30
20amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar.

Juan 8
12Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Juan 1
9Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

Lucas 19
10Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Hechos 4
12Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Juan 14
6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Finalmente la declaración más contundente, Dios dijo en el AT:

Éxodo 3
14Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.

y Dios en el NT dijo:

Juan 8
58Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY.

Fíjense la naturaleza del verbo “ser”, Jesús no dijo “antes que Abraham fuese yo era” o “yo ya era”, según se espera en el enunciado gramatical, aquí no importa la gramática, Jesús dijo YO SOY no importa la conjugación de tiempo, porque Él es en todos los tiempos.

Hebreos 13
8Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

Veamos esto en el AT:

Isaías 44
6Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

Isaías 41
4¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.

Apocalipsis 1
8Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Isaías 45
19No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis. Yo soy Jehová que hablo justicia, que anuncio rectitud.
Juan 12
48El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.

Espero que esto sea suficiente, espero y lucho esperando que esto sea comprendido por todo cristiano y sea de utilidad para despojarnos de tantas pésimas doctrinas y de tan mala influencia religiosa.

Adicionales

De aquí que en el Evangelio de Juan se denota los siguientes “Yo Soy” de Jesús:

Juan 4
25Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. 26Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.

Juan 6:35,48
35Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
48Yo soy el pan de vida.

Juan 10
7Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.
9Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Juan 15
1Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.
5Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

Juan 18:6
6Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.

Toda la Honra sea a Jesús

Juan 5
23para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

Apocalipsis 4
11Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

El Nombre de nuestro Dios es JESÚS

La Paz del Señor Jesús
CUADRO DE PALABRAS HEBREAS USADAS EN LAS ESCRITURAS

Palabras Hebreas
Pronunciación
(cuando es posible)
Transliteración
(W = V)
Traducción
Ref Bíblica
אֶהְיֶה

HYHª / ªHYH
Yo Soy
Ex 3:14
יהוה

HWHY /  YHWH
Jehová

יָשַׁע
iasha
ºSY / YSº
salvación
Is 45:21
יְהֹושֻׁעַ
iashua
ºSWHY / YHWSº
Jesús, Josué

אָדוֹן
adon / (adonai)
NWDª / ªDWN
Señor
Sal 110:1
אֱלֹהִים
elojim
MYHLª / ªLHYM
Dios
Dt 4:35
אַב
ab / (abba)
Bª / ªB
Padre
Sal 89:26
שַׁדַּי
shadai
YDS / SDY
Todopoderoso Omnipotente
Gn 17:1


1 comentario: