PÁGINAS DE INTERÉS

FABULAS RELIGIOSAS DE LA NAVIDAD




MENSAJE DOMINGO 01/12/2013

IDOLATRÍA: LAS FABULAS RELIGIOSAS DEL 25 DE DICIEMBRE

2 Timoteo 4
4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

1 Corintios 10
14Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.

Dios aborrece la idolatría, y siempre desde la antigüedad ha exhortado mediante los profetas al pueblo judío a que no siguieran las tradiciones y costumbres de las naciones que estaban a su alrededor, porque estos siempre estaban en pecado de idolatría.

Jeremías 10
2Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. 3Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. 4Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva. 5Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder.

Todos recuerdan la tragedia que sobrevino sobre el pueblo judío por parte de Jehová cuando el pueblo libertado de Egipto levantó un becerro de oro al que adornaron para luego hacerle fiestas. Esta historia está en Ex 32 y es mencionada como aborrecible idolatría y mal ejemplo en 1 Co 10:7

También en el NT se menciona una exhortación muy clara para el cristiano respecto a esto

Colosenses 2
8Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo

Y esto me lleva a cuestionar a todo cristiano que levanta un pino de plástico para adórnalo; Porque no se qué tiene de cristiano, que un 25 de diciembre levante o erija un pino y le ponga luces y pelotitas de colores y luego se haga un fiesta con brindis, música, cohetes, alcohol y libertinaje.
Cada año que veo esta escena entre los cristianos me recuerda a la historia del becerro de oro. Y es muy lamentable y trágico a la vez que los cristianos participen de semejante paganismo.


Las festividades tradicionales y los cumpleaños
Desde la antigüedad, los hombres han propuestos días de fiestas y celebraciones a ciertos acontecimientos particulares tales como los cumpleaños, las bodas, los fallecimientos, los aniversarios, etc; También la sociedad insertó en el calendario días festivos significativos tales como los días patrios o cívicos (la independencia, la muerte de un prócer o general que luchó por la patria, día de la bandera, del escudo, de la escarapela, etc); Y también las religiones han insertado días de  fiestas religiosas según el humanismo, o el sincretismo, o la mitología de cada cultura (día del sol, día de la luna, día de los dioses, día de los héroes, día de los santos, día del pastor, día del cura, día de la muerte, navidad, carnaval, papá noel, reyes magos, etc). También los capitalistas inventaron días tales como (día del padre, de la madre, del niño, del abuelo, del tío, del amigo, de la novia, del carnicero, del arquero, etc). Todo es motivo para festejar la mediocridad y justificar los actos inmorales que se producen en esos días.

En las Escrituras podemos ver que los antiguos faraones festejaban sus cumpleaños (Gn 40:20); Y también en tiempos de Jesús, cuando Herodes festejó su cumpleaños e hizo matar a Juan el Bautista (Mt 14:6; Mr 6:21). Pero nunca vamos a leer que Abraham, o Isaac, o Jacob, o Moisés hayan festejado un cumpleaños. Tampoco se lee en el Nuevo Testamento que María o los apóstoles o los primeros cristianos festejaran sus cumpleaños o los de algún otro, mucho menos que festejasen alguna fecha cívica o religiosa en la congregación.
Pero en cambio podemos leer en el Nuevo Testamento, que Jesús asistió a una boda con sus discípulos en Caná de Galilea, lugar donde realizó su primera señal o milagro al convertir el agua en vino (Jn 2:1-11).

Obviamente, es agradable tener días festivos particulares (del tipo familiar) que conmemoran acontecimientos tales como los cumpleaños o aniversarios de bodas. No hay argumentos bíblicos contra tales tradiciones, Pablo expresó aún

1 Corintios 10
27Si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia.

Lo que si consideramos importante, es que el cristiano aprenda a separar las fiestas particulares de las fiestas paganas, sean estas del tipo cívicas, patrióticas, religiosas o humanistas. Y debe comprender también que los días festivos no tienen nada que ver con Ia Iglesia del Señor Jesús.

No me parece mal que una persona, cristiana o no, tenga festejos particulares, cumpleaños o aniversarios. Pero si está mal que un cristiano participe de festividades cívicas o religiosas (fiestas paganas o idólatras, como ser: Día del padre, día de la madre, día del niño, días patrióticos, juramento a la bandera, himnos patrióticos, etc). Y está muy mal cuando la Iglesia como congregación participa o instaura estas prácticas a modo de tradición religiosa (como ser: Cuando la Iglesia pone una bandera o un escudo del país, cuando celebra días patrios, independencias, feriados, o cuando pone símbolos caducos del judaísmo: candelabro, bandera judía, o también cuando pone un árbol de navidad o un dibujo de papa Noel, etc).
La Iglesia no tiene nada que ver con el estado, ni con las religiones, ni con las tradiciones culturales o religiosas de la sociedad; Pablo dijo por el Espíritu:

2 Corintios 6
14No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 16¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?

Jesús dijo: “Mi reino no es de este mundo” (Jn 18:36) lo cual implica que la Iglesia de Cristo no tiene ningún vínculo con el estado, mucho menos con las prácticas y costumbres de la sociedad o sistema; A su vez, el cristiano una vez bautizado ya no es del mundo porque ha renunciado al mundo (país, cultura y religión) para ser y pertenecer al Reino de Dios, lo que implica que el cristiano es un peregrino o un extranjero sin patria en este mundo. El verdadero cristiano no tiene patria, no tiene banderas ni escudos, ya no es un idólatra, no es humanista, no tiene símbolos, ni denominación, ni forma parte de alguna institución religiosa, porque el cristiano pertenece a Dios y está a la espera de la manifestación del Reino Celestial (Heb 11:13-14).

Entonces, debemos comprender como cristiano que las festividades, sean de cualquier índole, particulares, patrióticas, o religiosas, no tienen nada que ver con la Iglesia, y no debemos jamás insertarlas en los rudimentos o prácticas de la Iglesia.
Toda festividad particular tiene que hacerse por fuera de las actividades de la Iglesia. Que yo o cualquier otro cristiano festeje su cumpleaños no tiene nada que ver con la Iglesia de Jesús; Que algún hermano se case y quiera festejar me parece muy bien, pero no debe hacerlo dentro de la Iglesia.

Como cristianos debemos separar nuestras festividades particulares de la Iglesia y no participar en fiestas paganas o idólatras.

¿Qué es la navidad?, ¿Debe el cristiano participar de esa fiesta pagana?
Al respecto de festividades paganas, el cristianismo se une mundialmente todos los 25 de Diciembre, en una festividad ecuménica, declarado por la religión católica como el día ecuménico para brindar y festejar lo que supuestamente se estima como el día en que nació Jesús.

El 24 de Diciembre, en todas partes del mundo se reúnen las familias en una cena, brindis, se envían regalos mutuamente, adornan un pino con una estrella, esferas de colores, lazos y luces. Y a la medianoche levantan copas, expresan sus deseos, tiran cohetes y se felicitan unos a otros, luego la música y el libertinaje.

Aquel día, en una misma mesa se sientan familias supuestamente “cristianas” que en definitiva están compuestas por mentirosos, engañadores, coimeros, fornicarios, adúlteros, ladrones, lesbianas, homosexuales, corruptos y depravados, sean estos ricos, pobres, estudiantes, profesionales, comerciantes, ministros religiosos (sacerdotes, curas, pastores, obispos, reverendos etc), doctores, albañiles, militares, policía, en muchos casos personas drogadictas, alcohólicos, fumadores, borrachos, etc, y todos se dicen cristianos (católicos, evangélicos, mormones, testigos, etc) y todos se abrazan, se besan y se desean lo mejor, para posteriormente terminar en alguna discoteca, boliche, prostíbulos, bailando, jugando, fornicando, emborrachándose o teniendo alguna práctica inmoral (orgías de diversa clase),... en fin. ¿Eso es cristiano?
Y tal parece que en vez de festejar el nacimiento de Jesús como un día religioso (determinado por la religión católica como tradición universal), se festeja el día de la fertilidad y la fornicación dando rienda suelta a las más oscuras pasiones pecaminosas.

Es sorprendente que en el día más religioso del año la tasa de actos inmorales crezca enormemente a nivel mundial. Pues es sabido por encuestas y estadísticas que la fornicación, las orgías, las borracheras, la drogadicción rompe todos los años los records de inmoralidad que se dan con mayor énfasis el 25 de Diciembre y el 1 de Enero en todos los niveles sociales y en todas las edades.

Por una parte, en ninguna parte de las Escrituras dice que hay que festejar el nacimiento de Jesús, los pastores a quienes se le anunció el nacimiento no cortaron ni adornaron un pino, posteriormente los magos del oriente no hicieron fiestas, Jesús nunca festejó su cumpleaños, los apóstoles nunca hicieron una obra teatral tal como “el pesebre viviente”, tampoco lo hizo la Iglesia primitiva. Pero hoy vemos lamentablemente a la Iglesia bebiendo de la misma copa de los inmorales, es realmente trágico que la Iglesia sea arrastrada por una fiesta pagana pensando que hace bien al festejar el día en que supuestamente nació Jesús.

Esta meditación no se ha realizado con el propósito de polemizar, sino de exhortar a todo hijo de Dios a que evalúe con sinceridad, con oración y mediante el Espíritu del Señor lo que realmente está haciendo al levantar su copa y decir a otros "feliz navidad".
Que la navidad sea una fiesta del mundo, no significa que deba serlo para la Iglesia de Cristo.

1 Corintios 10
20 Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. 21 No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. 22 ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?

La Iglesia del Señor no debe seguir bajo ningún concepto, doctrinas o tradiciones de hombres, mucho menos las festividades paganas; La Iglesia debe permanecer pura, sin tradiciones, ni mixturas de costumbres diametralmente opuestas a la voluntad de Dios.

Si con dificultad se toleran los rudimentos por causa de los débiles, lo peor es haber cedido el control a la religión para hacer caer a la Iglesia en la idolatría y en el paganismo.

Gálatas 4
8 Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses; 9 mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? 10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. 11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.

El cuerpo Espiritual del Señor Jesucristo no debe tener posturas dogmáticas como queriendo sacar provecho anteponiendo prácticas de buenas intenciones por encima de los que las Escrituras y el Espíritu expresan.

Lo que todo cristiano debe saber es que la festividad del 25 de Diciembre proviene de las antiguas costumbres babilónicas, y que la religión católica romana en su constante afán de sincretismo religioso la impuso como fiesta cristiana a nivel mundial.

Nació Jesús el 25 de Diciembre?
Cualquier intento por armonizar esta fecha con el día del nacimiento del Señor Jesús descrito Escrituralmente, fracasa rotundamente por varios aspectos.

Primeramente porque el clima del 25 de Diciembre es extremadamente frio en el hemisferio norte, sobre todo porque el 21 de diciembre comienza el invierno (solsticio de diciembre), y sabemos que la inclinación de la tierra con respecto a su eje es de 23,5º por lo tanto todo territorio por encima del trópico de cáncer experimenta temperaturas por debajo de 0º y sabemos que Israel sobre todo Jerusalén y la ciudad de Belén están por encima de los 30º de latitud norte y a alturas entre 600 y 900 mts sobre el nivel del mar, lo que implica que tienen días de heladas y a veces hasta de nevadas. (Nieve en las Escrituras: Pr 25:13; Sal 147:16; Mt 28:3).

Considerando el relato bíblico, sabemos que el Señor Jesús debía nacer y nació en Belén, primeramente porque así estaba profetizado (Miq 5:2) y porque José y María fueron obligados por un edicto imperial del emperador romano Augusto Cesar a que todo el imperio fuera empadronado en su ciudad natal (Lc 2:1). Y es una locura tan solamente pensar que un censo se haga en pleno invierno bajo las condiciones climática de aquella época, puesto que eso hubiera provocado terribles pérdidas humanas y un costo elevadísimo de semejante campaña mundial en pleno clima invernal.

Otro detalle muy importante es que según el relato bíblico, el anuncio angelical fue ministrado a pastores de Belén (Lc 2:8) que ciertamente estaban acampando, es decir trabajando velando en el campo con sus rebaños; Esto implica primeramente que el Señor no pudo haber nacido un día sábado o día de reposo, pero lo más importante es entender que si los pastores estaban apacentando a sus rebaños ovinos, implica que la estación en la que estaban no era invierno, porque tradicionalmente apacentar ovejas en horarios nocturnos solo se hacía en las estaciones cálidas (primavera, verano) (abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre), y jamás se apacienta las ovejas en las heladas noches del invierno, así que el nacimiento del Señor Jesús jamás pudo haber ocurrido en pleno invierno.

Porqué el 25 de Diciembre?
El 25 de Diciembre ha sido una fecha cumbre para muchas antiguas civilizaciones, en muchos casos relatos mitológicos relacionan esta fecha con la fábula del nacimiento del “hijo del sol” que tiene diferentes nombres según cada civilización documentado por los egipcios, los asirios, los babilonios o caldeos, los persas, los griegos, los romanos y los barbaros.

Pero, el 25 de Diciembre como día de la navidad o nacimiento de Jesús, fue implementado por la religión católica a partir del siglo IV (posiblemente por el nicolaita Julio I en el año 350 dC), y se hizo de esta manera para no desbordar en su totalidad las estructuras religiosas politeístas con sus festividades paganas de los reinos del imperio romano, puesto que el imperio romano festejaba el nacimiento del sol o el nacimiento de Nimrod o el nacimiento de Tamuz heredados del paganismo de imperios anteriores (babilónico, persa, griego). Así que mientras los cristianos consideran esta fecha como la fecha de nacimiento del Señor Jesús, lo que realmente están festejando es un día pagano, bebiendo de la misma copa de los incrédulos.

Además el 25 de diciembre es para los druidas (actual religión celta-masónica-jesuita), el día del nacimiento del dios sol y día de la fertilidad; Obviamente han insertado sus símbolos (un pino, pelotitas, lazos, luces, estrellas, duendes, papa Noel, el color rojo y verde) como parte del cristianismo sin ningún fundamento bíblico y abrazado por la totalidad de las denominaciones cristianas.

Todo cristiano que festeja esta fiesta, lo que realmente hace es participar de la copa pagana producto de la herejía de la religión católica.
Obviamente esto no agrada a los cristianos y muchos suelen responder, sobre todo aquellos que son carentes de conocimiento Escritural y del Espíritu, "no importa, yo tengo la buena intención de festejar el nacimiento de Jesús y pienso que es bueno para Dios que recordemos su nacimiento"; Pues a ellos les digo que recuerden lo que le pasó a Nadab y Abiú por ofrecer fuego extraño (Lv 10:1-3) y que les ocurrió a aquellos que hicieron con buenas intenciones y adoraron el becerro de oro (Ex 32). Pues estas cosas están escritas para nosotros para no seguir su mal ejemplo (1 Co 10:6,11; Heb 4:11).

1 Timoteo 4
6 Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido. 7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;

2 Timoteo 4
3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Lo que se esconde detrás de las fabulas navideñas

Que simboliza el árbol de navidad?
Es un símbolo pagano que representaba y representa el universo en la mitología druida de la alta sociedad centro europea desde la edad media. Los druidas son parte de la clase social aristocrática del nivel económico, social y cultural más elevado de la humanidad y son lo que en definitiva controlan la economía y el comercio mundial (capitalistas y gobernantes). Los druidas fueron los que dieron los primeros pasos hacia un mundo humanista impulsado bajo la estructura dominante de los tan despreciados masones y jesuitas (promotores humanistas de establecer una sociedad mundial controlada económicamente y religiosamente).

Que simbolizan los adornos?
Estrella, esferas de colores, lazos, luces, son adornos típicos y que representan lo siguiente según la religión humanista (druida):
Una estrella de cinco puntas puesta en la altura del árbol es un símbolo masónico-jesuita que  representa el sol, pero que a los cristianos les dicen que es la estrella de Belén. También esferas de colores que simulan los frutos del "árbol de la fertilidad" o de la "vida" o de la "ciencia del bien y del mal". Los lazos que parten desde la punta y que rodean a todo el árbol indican la firme intención de tener una sociedad unida y controlada mediante esclavitud. Y por último las luces que indican que en toda la humanidad están los "iluminados" (los illuminati) (Capitalistas, Presidentes, Gobernantes, autoridades religiosas, etc) estructuras de control que están por encima de todos y que dicen de sí mismos que son los que dan el brillo al mundo humanista. Eso de cristiano no tiene nada y no tiene ningún fundamento bíblico o escritural. Pero vemos tristemente como los cristianos participan de ese sentir, es lamentable ver a un cristiano adornar un árbol, armar un pesebre con figuras religiosas.
Es lamentable que muchas congregaciones para esa fecha, arman squetch, pesebre viviente, villancicos, etc.

¿Cuándo nació Jesús?, ¿Es posible determinar una fecha?
Brindaremos ahora datos adicionales para conocer el tiempo en que nació Jesús.
En las Escrituras tenemos muchos aportes de como fue el nacimiento de Jesús,  pero el dato más importante es el tiempo diferencial entre el nacimiento de Juan y Jesús (Lc 1:26,36); este es un eslabón importante, junto a un registro bíblico tan sencillo que pasa desapercibido y que nos da aproximadamente el mes en que nació Juan el bautista y con un cálculo matemático podemos determinar la fecha de nacimiento de Jesús.

Lucas 1
5 Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet.

Como ya ha sido expuesto, es evidente que los intentos religiosos para determinar el día, mes y año del nacimiento de Jesús son infructuosos e incoherentes. La razón de este fracaso se debe a que las premisas, afirmaciones e imposiciones acerca de la fecha de nacimiento, han estado siempre relacionadas a fechas paganas del antiguo sistema religioso de las antiguas culturas. También hemos demostrado que Jesús jamás pudo haber nacido en época invernal.

Para conocer el tiempo en que nació Jesús nos concentremos en el relato del Evangelio según Lucas, que nos brinda los siguientes aportes:

- Juan el bautista es mayor que Jesús por seis meses (Lc 1:26,36)

- Zacarías (padre de Juan el bautista) es de la clase de Abías (Lc 1:5)

Entonces, si pudiéramos determinar el mes de nacimiento de Juan el Bautista, automáticamente de manera matemática podemos determinar el mes de nacimiento de Jesús.

Según el relato (Lc 1), el sacerdote Zacarías se encontraba ministrando en el Templo, cuando se le apareció Gabriel un ángel del Señor, y le anunció el nacimiento de su hijo. Ahora bien, unos mil años antes de este acontecimiento el rey David había establecido 24 órdenes sacerdotales para ministrar en el Templo a lo largo de todo el año (1 Cr 23-24), es decir que durante el año cada clase ministraba las actividades del Templo por medio mes.
La clase de Abías, grupo sacerdotal a la cual pertenecía Zacarías había caído en la octava suerte (1 Cr 24:10), lo que implica que debía ministrar las últimas semanas del cuarto mes del año lunar del calendario religioso judío.
El primer mes del calendario lunar religioso judío se llama Abib o Nisán (nombre pos-exílico) y su periodo corresponde entre Marzo y Abril de nuestro año calendario solar. Por lo cual, el cuarto mes del calendario lunar religioso judío, de nombre Tammuz (nombre pos-exílico) corresponde a Junio y Julio de nuestro año calendario solar.
Es importante destacar que Zacarías volvió a su casa al terminar su servicio, es decir al final del cuarto mes (Lc 1:23)

Es previsible inferir que, tan pronto como Zacarías regreso a su hogar, Elizabet quedó embarazada en la primera semana del quinto mes lunar (Ab), mediados de Julio. Cuarenta semanas después o nueves meses contando desde mediado de Julio, la fecha de nacimiento de Juan cae en plena pascua o fiesta de los panes sin levadura (mediados de Abril).   

Siguiendo el relato de Lucas "al sexto mes" (Lc 1:26) de concebir Elizabet, estaríamos a finales del mes de Tebet (décimo del año lunar religioso judío que equivale a Diciembre - Enero de nuestro calendario solar), el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, cuyo  nombre era Nazaret, a una virgen, llamada María. Después de anunciarle que quedaría encinta, el ángel Gabriel añadió: "Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril" (Lc 1:36); Es muy probable que la virgen quedara encinta en el momento mismo de aceptar la voluntad de Dios. Fue entonces cuando la sombra del Omnipotente vino sobre aquella jovencita de la cual habría de nacer el Mesías. Y nuevamente 40 semanas después o nueves meses luego, a mediados del mes Etanim o Tisri (nombre pos-exílico) equivalente a mediados de septiembre (todavía es verano en el hemisferio norte) nacía el Señor Jesús en plena fiesta de los Tabernáculos.
  
Por último, en el Evangelio según Juan 1:14 dice textualmente:

Juan 1:14
καιY οla λογοςVerbo/Palabra σαρξcarne εγενετοvino/llegó a ser καιy εσκηνωσενhabitó en tienda/(tabernaculizó) ενen ημινnosotros καιy εθεασαμεθαvimos τηνa/al/a el δοξανgloria/esplendor αυτουde él/su/sus δοξανgloria/esplendor ωςcomo μονογενουςde unigénito παραjunto (a/al)/al lado de πατροςPadre πληρηςlleno χαριτοςde gracia/bondad inmerecida καιy αληθειαςverdad

Esperamos con esto que todo cristiano pueda comprender las Escrituras y entender los relatos y los tiempos y escape del paganismo religioso actual.

El mensaje en definitiva para el cristiano y para la Iglesia es:

IGLESIA: ARREPIENTE  DE SEMEJANTE IDOLATRIA
ESCAPA DE LA RELIGIÓN Y DE SU APOSTASÍA !

Lamentablemente la Iglesia de hoy ha perdido el llamado de Dios, está extraviada, desvariando y fornicando con las religiones. Es aberrante y vergonzoso ver a la Iglesia siendo participe de festividades anatemas y ecuménicas.

¡¡DESPIERTA HERMANO!!, LA RELIGIÓN TE ESTA ENGAÑANDO

EL SEÑOR VIENE y sin santidad nadie le verá (Heb 12:14; 1 Te 3:13)




La Paz del Señor Jesús

2 comentarios:

  1. Excelente artículo, me gusto muchísimo, explicito, claro y con base biblíca, GRACIAS!

    ResponderEliminar