PÁGINAS DE INTERÉS

UN RADICALISMO LEGALISTA E INFRUCTUOSO




MENSAJE DOMINGO 22/09/2013

No busco herir la sensibilidad de nadie, ni tampoco busco ofender a nadie, como tampoco busco el favor o la alabanza de nadie, pero es muy probable que muchas de las palabras que hoy se expongan sean muy (algo) duras para algunos de ustedes, por lo que les pido me tengan paciencia para poder concluir el mensaje.

Dentro de las prácticas o el ejercicio de un culto en la iglesia de Cristo, existen muchos cuestionamientos respecto de las formas en las que estos se llevan a cabo, por ejemplo; están los que piensan que las reuniones solo deberían ser en casa y con las sillas ubicadas en circulo donde todos puedan expresar sus reflexiones (meditaciones) o lo que tengan para compartir, como también están los que consideran que la forma más efectiva de reunirse es en un salón, con sillas expuestas en forma de auditorio con un pulpito donde una persona pueda exponer un mensaje bíblico, pero no acaba allí, porque también está el cuestionamiento de la forma de alabar, si debe ser con instrumento y cuáles de ellos, o si debe ser sin instrumentos, y así hasta en el más mínimo detalle (si está permitido bíblicamente ornamentar el lugar de reunión o no… y no se acaba mas…).

Hoy quiero hablar de forma generalizada de las prácticas en la iglesia de Cristo y su eficacia, en contra posición del radicalismo legalista e infructuoso que existe hoy por hoy.

Por ejemplo, hay personas que van de congregación en congregación solamente para señalar los errores que consideran que estas tienen, y toda su vida solo se basa en lo que yo llamo el ministerio de la crítica, y por esa razón no hallan cabida en ninguna congregación, porque de repente para ellos todas las congregaciones del mundo están mal y ellos son los únicos que están bien, imaginando que el Espíritu Santo solo operara en ellos y en nadie más, pero lo curioso de todo esto es que ellos que consideran tener el Espíritu Santo no están haciendo nada, no están discipulado a nadie, no tiene ningún ministerio ni siquiera en su propia familia, y bíblicamente su vida está mal, pero aun así buscan transformar e imponer cambios en la vida de los demás.

Esto es lo que yo llamo un radicalismo legalista e infructuoso, porque no genera ningún fruto espiritual, sino solo proponen un cambio hacia fuera para que todo sea vea muy recto, pero por dentro no haya cabida ni ninguna satisfacción ni provecho espiritual.

Del DRAE:
Radicalismo; Cualidad de radical. || 2. Conjunto de ideas y doctrinas de quienes, en ciertos momentos de la vida social, pretenden reformar total o parcialmente el orden político, científico, moral y aun religioso. || 3. Modo extremado de tratar los asuntos.

Legal; Prescrito (ordenado, determinado) por ley y conforme a ella. || 2. Perteneciente o relativo a la ley o al derecho. || 3. Verídico, puntual, fiel y recto en el cumplimiento de las funciones de su cargo. || 4. Leal o formal en su comportamiento

Puede haber muchas formas de figurar este radicalismo legalista dentro del cristianismo actual, y siempre va a tener que ver con las prácticas y ejercicio de las reuniones y forma de vida de los congregantes. Pero tal tendencia no es algo de ahora, sino que esto ya sucedió anteriormente, incluso antes y durante el tiempo de la manifestación de Jesús en el mudo.

Si todos recuerdan, el pueblo judío en el tiempo de Jesús estaba dividido religiosamente en dos prominentes grupos, que eran los saduceos y los fariseos, luego existían otros grupos más pequeños y no tan populares como lo eran los zelotes y los escenios.
O sea que podríamos decir, que la manifestación de Jesús en el mundo, se dio en medio de una sociedad que estaba dividida entre judíos radicales y judíos liberales ¿Quienes eran los judíos radicales de aquel tiempo? Los fariseos, y su radicalismo no consistía en vivir la ley de Dios sino en imponerla legalmente, eran radicales legalistas. No muy diferente a lo que sucede hoy en día con muchos cristianos que solo buscan imponer una forma exterior de vida sin hacer lo suficiente para transformar el interior de las mismas.

La palabra o denominación fariseo significa “los separados”, y este grupo aparece en la segunda  mitad del siglo II antes de Cristo, en sus inicios se denominaron los jasideos, que es una transliteración del término hebreo jasidim, que significa “los piadoso o los santos”. Su formación se debe a que el partido político-religioso gobernante (los saduceos o los helenistas), del cual formaba parte el sumo sacerdote, tenía la intención de eliminar la estrechez del judaísmo, y participar en las ventajas de la vida y cultura griegas, idea que genero en otros cierta repulsión, dando así lugar a la separación de un grupo de hombres  celosos de la religión judía, que actuaban bajo la conducción de los escribas, para oponerse al impío partido helenizante (los saduceos). En su afán conservador se transformaron en un partido estrictamente legal entre los judíos, y llegaron finalmente a ser el partido más popular e influyente. En su celo por la ley casi llegaron a deificarla, y su actitud se tornó meramente externa y formal. Proponían una manera de vivir diferente a la de la generalidad de la gente, pero solo exteriormente.

Mateo 23
1 Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo:
2  En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos.
3  Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; más no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.
4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.
5 Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos;

Estos hombres de cierta convicción radical, si bien se consideraban celosos de las enseñanzas de Dios, eran totalmente ineficaces y torpes en la aplicación de estas, su radicalismo no consistía en una conversión interior de las personas, que en definitiva ese era el propósito de la ley (convertir el alma), sino solo en una trasformación exterior de estas. Para ellos todo debía verse santo hacia afuera, sin importar que tan contaminado o corrompido este corazón de los hombres, solo era un régimen de privación y abstención de prácticas y formas a fin de verse más santos (al ojo humano) y así intentar agradar a Dios.

Jesús les recrimina que su vestimenta exterior los hacía parecer verdaderamente mas santos que el resto, pero interiormente estaban llenos de corrupción, engaño y pecado, solo buscaban la aprobación de la gente y no la de Dios.

Mateo 23
23  ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.
24  ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!
25  ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque LIMPIÁIS LO DE FUERA DEL VASO Y DEL PLATO, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.
26  ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.
27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
28  Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

Eso es lo que yo llamo “un radicalismo legalista e infructuoso” un evangelio que solo busca rescatar primeramente el exterior de las personas, enseñanzas que solo intentan cambiar su apariencia exterior, su atuendo, su conducta, sus estilos, pasando por alto el verdadero cambio que deben sufrir por dentro. Porque la realidad es que cambiado el corazón, automáticamente se genera el cambio exterior.

El caso de la mujer adultera (Juan 8:1-11) es una clara muestra de la ineficacia que había tenido la enseñanza farisea en la sociedad, durante años habían sido los maestros de los hombres, pero la  condición pecaminosa de ellos no había cambiado para nada, se habían atado pesadas cargas en sus hombros pero seguían siendo igual de pecadores que antes, porque cuando acercaron a Jesús aquella mujer que fue sorprendida en adulterio, todas aquellas personas que estaban junto a los escribas y fariseos, con piedras en las manos dispuestas a  hacer justicia conforme a la ley de Dios, fueron confrontadas por Jesús cuanto este les dijo; “el que de vosotros este sin pecado, sea el primero en arrojar la piedra contra ella”, cuando oyeron tal expresión, acusados por sus conciencias todos abandonaron el lugar. ¿Por qué nadie arrojo una piedra? ¿Por qué ningún escriba o fariseo arrojo una piedra? Por la sencilla razón de que sus vidas seguían en pecado, quizá por fuera se veías santos, pero por dentro estaban podridos. Lo de ellos solo era un radicalismo legalista pero infructuoso

¿Lo recto era apedrear a esa mujer? Si, bíblicamente esa mujer debía morir apedreada ¿Entonces por qué no sucedió eso? Porque llevar a cabo tal acción pensando que de esa forma se era obediente a Dios no  iba a cambiar la condición pecaminosa de las personas, matar a otros a ellos no los hacía más santos.

Ahora bien, si nos enfocamos en la situación actual de la iglesia, no es muy diferente a lo que sucedía en el tiempo de Jesús, porque hoy por hoy también existen grupos de personas que se autodenominan cristianos radicales, cuyo fin es proponer formas de vida diferentes basadas primeramente en conductas, atuendos, apariencia exterior, estilos, etc. pero que en la mayoría de los casos no dejan de ser ineficaces para la verdadera comprensión del evangelio de Cristo, antes solo son como pesadas cargas que se atan en los hombros de los congregantes buscando de esa forma agradar a Dios.

LA VESTIMENTA DE LA MUJER:
Entre las cuestiones más sobresalientes de este radicalismo legalista e infructuoso esta la vestimenta de la mujer, el atuendo que estas deben vestir para parecer más santas. Para ello vamos a hacernos algunas preguntas a fin de poder verter las respuestas apropiadas.

¿La mujer cristiana puede vestir de forma sensual como las mujeres del mundo? ¡NO!, la mujer cristiana no puede vestir como las mujeres del mundo, y a esto nos referimos con aquella vestimenta sensual indecente que usan hoy por hoy, prendas ajustadas y provocativas que solo buscan seducir y atraer a los hombres.
¿Entonces como debe vestir la mujer cristiana? Y es aquí donde se generan las diferencias de opiniones dentro del cristianismo, donde están los que son liberales y los que son legalistas (igual que los saduceos y fariseos en el tiempo de Jesús), por ejemplo; los que se consideran de un pensamiento radical y legalista directamente dicen que la mujer jamás debe ponerse pantalón sino que debe vestir prácticamente como las mujeres musulmanes, con aquellos vestidos largos, sueltos que son de la cabeza hasta los pies, con la cabeza cubierta con velo o burka, y en contra posición a ellos, están los que permiten que la mujer luzca un poco su figura con la vestimenta, y cada uno de estos dos grupos busca justificar bíblicamente su posición. Pero no acaba allí, sino que también entra en cuestionamiento si les es permitido a la mujer usar maquillaje, teñirse el cabello, adornarse, cosas que los legalistas radicales condenan directamente como propio de las prostitutas y rameras, y en contra posición a ellos los que piensan de forma opuesta.

Y aun no hemos llegado al gran dilema de todo es que es, “si la mujer cristiana debe usar velo o no”. Y esta cuestión ha trascendido durante décadas sin considerarse resuelta.

La intensión de esta meditación no es defender a ninguno de los dos grupos, ni a los legalistas radicales ni a los liberales mundanalizados, como tampoco intenta imponer una nueva forma diferente, sino mas bien considerar cual ha sido la eficacia que tales conductas han tenido en el desarrollo de la vida del cristiano. A lo que me refiero más precisamente es que el atuendo exterior de las mujeres no las hace mas santa delante de Dios si es que su corazón no ha cambiado verdaderamente para ser consagrado a Dios, porque la realidad es que Dios no va a mirar tu apariencia física, sino la interior, y un cambio interior naturalmente da como fruto un cambio exterior sin necesidad de que este sea impuesto.

La mujer cristiana debe vestir con decoro, pudor y modestia, y no ostentosamente, y usará el velo en su devoción a Dios, porque esto es bíblico, pero tales cambios no se deben producir por imposición legal y autoritaria de ningún hombre, sino como resultado o consecuencia de haber vestido primeramente el corazón con el Espíritu de Cristo, mediante la devoción de una vida santificada, habiendo sido enseñada en las doctrinas de Cristo.

1° Pedro 3
1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,
2  considerando vuestra conducta casta y respetuosa.
3  Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,
4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato (adorno) de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.
5  Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos;

Quizá aquí hubiésemos esperado que el apóstol describa detalladamente cual debiera ser el atavió exterior de las mujeres, pero pasa por alto el atavió externo en todos los sentidos, porque apunta de forma eficaz a un atavió interno, sabiendo que tal vestimenta interior va a verse reflejada aun en lo exterior. Al punto que la mujer va a considerar que la ropa que debe usar exteriormente para nada tiene que ser sensual y seductora para los hombres de la iglesia, sino va a vestir decorosamente, con pudor y modestia.

Esto implica que la iglesia, antes de imponer un atuendo exterior bíblico para las mujeres, deberá trabajar primeramente en la vestimenta interior de ellas, en la del corazón, para obtener como resultado una mujer santa y dedicada a Dios. Si no se tiene la capacidad de colaborar primeramente en la vestimenta interior de ella, no tiene ningún derecho a señalar la vestimenta exterior de las mismas.

No se puede comenzar por lo de afuera o lo externo si por dentro esta todo podrido, este es el error que cometían los fariseos a los cuales Jesús les recrimina diciendo; Limpien primero lo de dentro del vaso para que lo de afuera también se vea limpio, pero ellos solo querían blanquear sepulcros, para que por fuera se vea hermoso, pero por dentro continúe todo podrido.

LA FORMA DE ALABAR
Otro de los cuestionamientos a las prácticas de la iglesia es; ¿Cómo se debe llevar a cabo la alabanza en el culto? ¿Cómo le gustará a Dios?
Algunos consideran que debe ser sin instrumentos musicales, otros dicen que solo debe usarse  instrumentos de cuerda y nada más, otros en cambio piensan que se pueden utilizar instrumentos eléctricos, pero también están los que consideran que la mejor alabanza es con panderos y un coro y unas cuantas bailarinas, como también que solo sea con música de fondo grabada para que nadie esté al frente tocando un instrumento, y en esto realmente hay una amplia variedad de opiniones.

Pero la respuesta a todo este cuestionamiento sería preguntarle a Dios como le agrada, ya que se la estamos ofreciendo a Él.

Salmo 33
1 Alegraos, oh justos, en Jehová; En los íntegros es hermosa la alabanza.

Y la respuesta a tantas cuestiones no se trata de los instrumentos que usamos para alabarle o no, sino de cómo esta nuestro corazón al momento de acercarnos para alabarle. Porque tener un corazón integro para Dios, nos va a permitir alabarle de forma sabia, sabiendo que Dios no se agrada en una canción que podamos entonar delante de Él un día domingo, sino con una vida centrada en Él todos los días de nuestra vida, la mejor forma de alabarle es con nuestras vidas, el hecho de cantar con un instrumento de acompañamiento solo es consecuencia de querer alabarle con canciones, y como acotación, es un hecho que el bochinche no procede de un corazón sincero.

EL PROCEDER FRENTE A LAS ENFERMEDADES O INFURTUNIOS
Otro cuestionamiento que el radicalismo legalista le hace a las prácticas de la iglesia es respecto del procedimiento que tienen los cristianos frente a las enfermedades o infortunios corporales, generando la cuestión de saber si es apropiado salir corriendo al hospital o no, frente a una enfermedad o infortunio físico, como también considerar si está bien tomar medicina de laboratorio o no, aquella que se vende en la farmacia.

Este tema ya lo habíamos conversado en otras meditaciones, pero no está de más recordarlo.
Lo que debe considerar todo cristiano es que tanto la atención hospitalaria como la medicina farmacéutica es solo un medio vigente opcional para tratar algunos asuntos.

Ejemplos; si me caigo, o me accidento y me abro el brazo con una herida que requiere 10 puntos de sutura para su cerramiento, lo correcto es buscar a alguien que pueda hacerme este trabajo, fuere el hospital o cualquier persona que entienda del tema, pero no es apropiado empezar a orar para que Dios haga un milagro y me sane del brazo, puede suceder, pero sería el primer caso que yo escucharía en toda mi vida y en la historia.

Ahora si se trata de una enfermedad, lo primero que debo hacer es llamar a los ancianos y hnos. de la iglesia para que oren, y luego sabrán cómo proceder en este asunto  

Santiago 5
14  ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.
15  Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

Con respecto al tema tenemos dos posturas, primero, no está bien salir corriendo al hospital por alguna enfermedad, sino lo primero es orar, luego de ello, si esto requiere hospitalización, esto quedara a consideración de la persona luego de haber orado, pero procederá en paz y con sosiego.

Lo mismo sucede con la medicina farmacéutica, primero no debemos ignorar que todas las pastillas que se venden en la farmacia son un mercado comercial muy rentable, así que no es bueno llenarse de pastillas, sino manejar este tema con suma prudencia, tomar analgésicos o antitérmicos no son de gran problema, pero aquellos tratamientos de muchas pastillas bueno sería considerarlo, pero también es bueno conocer de la herboristería o medicina natural.

LAS DISTRACCIONES
¿Está bien mirar televisión, está bien mirar películas?
Este tema también ha sido causa de contienda dentro del cristianismo actual, la realidad es que pasarse todo el día mirando televisión no va a tener ningún provecho a tu vida espiritual, y otra realidad es que casi todas las películas que pasan por la tele están basadas en un vida inmoral e indecente que no tiene ningún provecho a la vida espiritual de los cristianos, pero todo va a depender del uso que se le dé al aparato.

Antes de preguntarnos cuanto tiempo podemos mirar televisión, la pregunta es cuanto tiempo has estado orando y leyendo la biblia, y te asegura que si le has dedicado el tiempo suficiente a la lectura y a la oración, no te van a quedar ganas de mirar televisión.

Hay otros que directamente han decidido quitarla, por considerarla totalmente dañina, pero lo malo de estas personas es que han sacado la televisión y la han reemplazado sentándose cinco horas en el Facebook, eso de verdad que no va a tener ningún provecho tampoco.

1° Juan 2
15  No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
16  Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
17  Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

LA PRÁCTICA DE LA CENA
Otra cuestión sin resolverse es la práctica de la cena, donde muchos hacen énfasis en cómo debe llevarse a cabo esta.

1° Corintios 11
23  Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;
24  y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.
25  Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre;(E) haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.
26  Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

En función de estos versos se han sacado conclusiones que debe ser de una forma y de otra, no niego que es importante llevar esto de manera prudente y lo más bíblica posible, pero lo más importante es que aquellos que la toman entiendan de los que esto se trata, porque tomar la cena del Señor sin discernimiento por mas bíblica que sea la práctica, va a ser peor que lo primero. A más de la practica lo importante es cómo llegamos para tomarla, cual es nuestra disposición para ello.

O sea que otra vez volvemos a lo mismo, que lo primero que debe un buen cristiano es considerar su corazón, su interior, porque la santidad comienza por dentro.

Conclusión; no se puede comenzar por lo de afuera o por lo externo si por dentro aun no está todo dispuesto para perfeccionar por fuera.

27  De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.
28  Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.
29  Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.
30  Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.
31  Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;
32  más siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

Y la verdad que como estas cuestiones que hemos mencionado aun hay mas, pero estas son las más sobresalientes, la idea de haber figurado estas, solo era para enfatizar que antes de la practica exterior es mejor la conversión interior, se pueden proponer muchas cosas que nos hagan parecer más santos, pero si la santidad no opera desde nuestro interior entonces cualquier otra practica exterior esta de balde.

Debemos tener sumo cuidado de poner cargas en los lomos de nuestros hermanos y hermanas y aun en nuestros hijos, cargas que dificultan el desarrollo del cristiano antes de favorecerle en el crecimiento, todo lo que se proponga hacer, debe plantearse desde la convicción de que la meta del cristiano es llegar a alcanzar una vida santa, porque de lo contrario no verá al Señor, y esto comienza por el interior, para que al tiempo se refleje por lo exterior.

Hebreos 12
14  Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

La legalidad religiosa no sirve, ya lo hemos visto a través de los fariseos, personas legalistas que con su radicalismo infructuoso solo destruyen el gozo de la vida cristiana, no tiene ningún provecho para nadie. Es fácil destruir conceptos doctrinales, pero de nada sirve si no se tiene la capacidad de edificar en la verdad de Cristo.


Mateo 9
11  Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores?
12  Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.
13  Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

El evangelio de Cristo consiste en dar a conocer a Jesús como el Cristo, el Señor de señores y Rey de reyes, el único y verdadero Dios y dueño de todo lo que existe, y Él se encargara de cambiar las vidas de las personas, no nos mandaron ni a ti ni a mí a cambiar las vidas de los demás imponiendo formas y estilos de vida para que Jesús este contento con eso.

Aun hay mas por exponer, cuestiones tales como: “si un cristiano puede tomar vino y cerveza” “si un cristiano puede estudiar una carrera universitaria” “si está bien concurrir a un seminario” “si está bien hacer horas felices y escuelas dominicales” “si es apropiado ponerle un nombre a la iglesia” “si la reunión es en casa o en salones”…

Prontamente estaremos desarrollando estas cuestiones pendientes.

La paz del Señor Jesucristo

Obrero de la última hora

1 comentario:

  1. Se que no deseas gloria de los honbres pero al leer tu predica te das aconoser ..... como piensas ..
    Que dios te bendiga y te guarde ...

    ResponderEliminar